Foto: @escritoraviajera

Cuando un festival es más viejo que parte de su público o cuando son ya dos generaciones las que han disfrutado de la experiencia de la mejor música rock internacional en la propia costa levantina española hay que pararse a reflexionar. Y concluir que el éxito de esta cita musical no es casual, sino fruto del trabajo de muchas personas durante años. Y es que el Festival Internacional de Benicásim soplará este verano (del 19 al 22 de julio) los 23 añitos de existencia. Es junto al Viña Rock, el Sonar y el Doctor Music uno de los festivales más veteranos de España y de Europa. Ha sido referencia para otros muchos que luego vinieron y aunque es verdad que hoy en día muchos de los grupos que sólo caían por el FIB lo hacen por otros festivales de la Península, la veteranía y experiencia sigue siendo un grado.

De hecho, tras unos años de ‘bajón’ y cambio de dueños, la pasada edición el festival castellonense logró atraer a 177.000 asistentes, batiendo el récord de 50.000 personas viendo a los Red Hot Chili Peppers, por lo que podemos decir que siguen más vivos que nunca.

Una de sus esencias de este festival siempre ha sido espíritu ‘indie’ y ‘british’, que parte de su público, venido del otro lado de los Pirineos, agradece. Y este año no podía ser menos, con las incorporaciones de grupos consolidados como Two Door Cinema Club, The Vaccines, Bastille, Catfish and the Bottlemen, Wolf Alice, Everything Everything, Nothing but Thieves o Shame. Sin descuidar la cada vez más frecuente apuesta nacional, en esta ocasión encabezada por Izal, Toundra o C.Tangana.

Pero hay mucho más, empezando por la vuelta de los Pet Shop Boys por los festivales españoles, con esa música electrónica tan personal y que acumula varias generaciones de fans. Para alternar estos sonidos siempre viene bien escuchar a The Horrors, la banda referente del postpunk que siempre garantiza una buena dosis de potencia.

Tras su histórico debut en solitario en el FIB del año pasado vuelve Liam Gallagher, un auténtico icono del rock’n’roll que regresa a la cima del cartel, presentando su aplaudido disco ‘As You Were’, por lo que esperamos algo más que las versiones de Oasis. Y mientras Liam cierra el festival el domingo, Travis Scott, uno de los más grandes e impactantes artistas de hip-hop de hoy, encabezará, con permiso de Two Door, la primera noche del jueves. Su próximo y tercer álbum, ‘Astroworld’, es uno de los trabajos más esperados del año. Como ilusionante también fue ‘Wonderful’, el nuevo disco de The Killers, un grupo que no suele defraudar y que esperemos que derrochen por estas tierras valencianas todo su espíritu y estilo al ritmo de temazos como ‘The Man’, ‘Mr. Brightside’ o ‘Somebody Told Me’.

Igualmente, se ha hablado mucho de la llegada, por primera vez a Benicásim, de Rag’n’Bone Man, la sensación británica del pop soul actual, que presenta su primer álbum, ‘Human’. También con disco nuevo bajo el brazo pero más veterano llegan The Charlatans, que presentan ‘Differents Days’. Los asistentes al festival también podrán disfrutar de la impactante electrónica de Eric Prydz, uno de los productores más solicitados del mundo; o de Anna Calvi, con su personal propuesta de pop rock oscuro mezclado con blues; mientras que Pale Waves, una de las sorpresas de este año, traerán al festival su magnético pop.

Más clásicos, que no conservadores, brillan los Madness, uno de los grupos más legendarios del ska inglés, que pese a su edad han seguido sacando discos de éxitos y muy valorados en los últimos años. También ingleses son los de Metronomy, un grupo de música electrónica que, aunque no encabezan festivales, se han ganado una posición sólida en el escalón inmediatamente inferior. Y en esta triada ‘british’ tampoco podemos dejar de mencionar a los Sleaford Mods, que visitan España para prepararnos su plato especial, ‘English Tapas’, el noveno álbum del dúo británico, toda una crítica a las incongruencias de su país.

El cartel del FIB 2018 no para de lanzarnos buenos augurios, como el influyente rapero británico Giggs; los genios del drum’n’bass Chase & Status; el rap de Oddisee & Good Company; el postpunk de Parquet Courts; el garage soul de los King Khan & The Shrine; el pop de los estadounidense Tune-Yards o el electropop de los londinenses Monarchy. La alternativa nacional suma también a los ‘cayetanos’ Carolina Durante, a La Plata o a Perro.

Vamos, que el ‘presi’ Pedro Sánchez, que hace dos años disfrutó de lo lindo de festival, este año no se lo pierde, si le dejan sus obligaciones, que mucho me temo que son mayores a las de 2016. Seguro que también se pasa por allí la diputada del PP Andrea Levy –que coincidió con Sánchez hace dos años, aunque ella bajó al ruedo–, que ‘solo’ tiene la preocupación del futuro del PP. De momento, siguen quedando entradas a la venta en la web, por si se animan sus señorías.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre