El PSOE se plantea, de demostrarse que hubo manipulación en las listas apoyadas por los militantes que se elevaron el fin de semana al Comité Federal de Listas, cambios para respetar el deseo de la militancia.

Al menos, ese parece ser el caso en Galicia, comunidad donde los afiliados se han levantado en pie de guerra contra la manipulación de las listas municipales, al Congreso y al Senado. Ayer ya dimitió el candidato a la alcaldía de Ourense, José Ángel Vázquez Barquero, por no respetarse algunos de los nombres que le acompañaban en la lista. Hoy lo ha hecho también un edil del Grupo Municipal Socialista, José María García Tejerina.

A su vez, Ángel Mato, el candidato a la Alcaldía de Ferrol y Eva Maldonado —a quien la militancia la puso como número uno al Senado por Ourense pero que el Comité Federal de Listas aprobó que fuera como número tres—, esperan a conocer la decisión de Ferraz para dimitir de sus respectivas candidaturas.

Aún así, la colaboradora de diario16.com, Eva Maldonado, tiene previsto elevar a la Comisión de Ética y Garantías «esta manipulación» en la presentación en la lista en Madrid de una propuesta de la militancia que, según parece ya salió vulnerada desde Ourense por orden del secretario general del PSOE de Galicia, Gonzalo Caballero.

Según ha podido saber Diario16, altos responsables de Ferraz han confirmado a Eva Maldonado que desconocían que estaban apoyando una lista diferente a la aprobada por la militancia. Lo cierto es que durante la última semana la militante ourensana envió a altos dirigentes socialistas el resultado del apoyo de la militancia para su candidatura por Ourense al Senado, pero no debieron tener tiempo de mirarlo.

La manipulación de las listas se elevará a la Comisión de Ética y Garantías

Para los militantes pedristas, como Maldonado, es vital conocer si se va a respetar el deseo de la militancia, ya que fue también la militancia la que respaldó a Pedro Sánchez en unas Primarias a la Secretaría General del PSOE.

Sin embargo, las listas se han modificado también, incluso con conocimiento de Ferraz y por expreso deseo de Pedro Sánchez, en ayuntamientos como Sevilla, la ciudad más grande en la que Gobierna el PSOE en España, en comunidades como Andalucía, contra los susanistas, para las listas al Congreso y al Senado, y también en otras regiones como Aragón.

Otros casos

En cualquier caso, ésta no es la primera vez en la que no se respeta la decisión de la militancia en la era de Pedro Sánchez. Cabe recordar, como ya publicó nuestro medio en el 2016, que también Tomás Gómez ganó unas Primarias para ir como candidato a la Comunidad de Madrid que no fueron respetadas por el hoy presidente del Gobierno.

También fue Diario16 quien informó que un candidato a una alcaldía de una ciudad de más de 125.000 habitantes fue expulsado de dicha candidatura por una decisión unilateral de Ferraz, un candidato que había sido elegido en primarias por la militancia la agrupación de dicha localidad.

Ante esta situación y tras el rechazo de los órganos del partido a sus alegaciones y recursos, el candidato decidió llevar al PSOE ante la justicia ordinaria. En ese juicio, al que el ex secretario de organización César Luena ni se presentó, a pesar de estar citado para declarar, los abogados que le representaban para justificar que se hubiera ignorado la voz de la militancia dijeron: «Las primarias son una mera distracción para la militancia y su voto no sirve para nada porque la decisión final a la hora de elegir un candidato corresponde en exclusiva a los 311 miembros que componen el Comité Federal».

Sin embargo, en 2016, el candidato de esta localidad no fue la única víctima de esa interpretación del poder de la voz de los militantes que tenían tanto Pedro Sánchez como César Luena.

Procesos similares sucedieron en aquellos años, al igual que está ocurriendo ahora, en Madrid con Tomás Gómez o en Murcia, Vitoria, Ávila o Vitoria en las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2.015, donde Ferraz impuso a sus candidatos. Desde ese año hasta la actualidad ha habido más ejemplos que también afectaron a Galicia.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Yo entiendo que los órganos centrales de un Partido pueda sin más cambiar nombres en las listas electorales. Toda mi vida, metido en política, me ha enseñado que SIEMPRE los peores enemigos se tienen dentro del propio partido. Por ello los que ostentan el poder no pueden ni deban dejar que determinados afiliados ocupen puestos en las listas. Es necesario para dirigir contar con equipos coherentes y de la confianza de los líderes, pues de lo contrario estos van al desastre por culpa de esos desafectos. Y no hay que escandailzarse: Se hace,de una forma u otra en todos los partidos y en todas las convocatorias a que concuren. ¿Porqué no le hacen esa crítica al P.P. que ese sí que ha hecho una auténtico barrido? (Que probablemente ha hecho muy bien, dadas las diferencias ideológicas de los anteriores con la actual ejecutiva nacional). Y es que los españoles sois así: los palos solo a los triunfadores o a los que se supone que van a ganar

    • Que no engañen. Si quieren hacer su equipo, perfecto. Pero si son primarias, son primarias y eligen las bases. Las primarias no son para que salga lo que el aparato quiera.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre