Una de las ideas que movieron a Nietzsche fue superar el nihilismo a través de la afirmación de la vida y de la voluntad. Y a la conciencia del ser humano de saber quién es, defendió la voluntad, su voluntad, de saber qué quería  ser. Y es en Nietzsche, donde se plasma la ferviente necesidad de que la  voluntad debe ser quien mueva al ser. Atesorado el individuo por las fuerzas del nihilismo que impedían que se realizara a sí mismo a partir de su propia voluntad. Fernando Barrionuevo ha sabido entender a Nietzsche a través de su vida y de su obra. Y es por ello que, Fernando Barrionuevo, ha basado su proceso de creación y su trayectoria en cuestionar el orden impuesto, que propugna la vigencia de un ser pasivo, que acepta los designios que se le imponen desde fuera, y que ha puesto al servicio de la cultura su vida y su destino, a partir de sus valores y de sus principios, a partir de su compromiso, su humanidad y su solidaridad.

Hablar de Fernando Barrionuevo es hablar de 40 años de trayectoria profesional, siempre enmarcada en el Arte Contemporáneo, cuya preocupación principal siempre ha sido dotar a las estructuras públicas de un  contenido artístico real, multicultural y multidisciplinar, haciendo residir en la excelencia la clave metódica de todo trabajo.

Su obra, al igual que su vida, es el reflejo más fiel y sutil sobre las reflexiones que de presencia y esencia hace sobre el ser humano, sobre la persona y que continuamente re-evoluciona. Hallando en la búsqueda y en el hallazgo la belleza y la estética que imperan en sus cuadros.

Son muchas las cualidades que destacan en Fernando Barrionuevo. La primera, quizás sea precisamente la de su continua pasión por incorporar la libertad creativa, tanto en su obra, como en sus trabajos organizativos, siendo consciente de la responsabilidad que esto supone. Un embate que establece como forma disruptiva del sistema y como alternativa a los cánones impuestos.

La fuerte expresión de sus trazos, más allá de un impulso gestual, suponen la plasmación del movimiento. El re-descubrimiento de una historia silenciada y que recubra la luz a través de la pincelada del artista, se torna visible por un momento, y nos adentra en la necesidad de intervenir dentro del alma de los objetos y de las cosas, de transitar la materia y su alma.

Fernando Barrionuevo se enfrenta ante el lienzo en blanco como una oportunidad para traducir las formas y los colores del universo más inmediato, transformándose y adquiriendo su propia textura, que cobra vida a través de sus obras, y que establece un diálogo continuo entre la materia y el ser, entre el caos y el abismo. Sus cuadros son el espacio donde confluye la vida y donde el tiempo se detiene, para darnos la última oportunidad de entender y observar el milagro de la humanidad.

Todo lo que muestra en sus obras, desde grandes formatos hasta pequeñas anotaciones en sus numerosos cuadernos de dibujo o esas maravillosas instalaciones cromáticas y de ensueño, nacen de la causalidad: “…ante una acción, reacción reflexiva; ante una evidencia injusta, la justicia; ante la sinrazón, la razón”, Fernando Barrionuevo dixit. Así, sus obras, desde el blanco y negro más puro, hasta el color sumergido por los tonos de la naturaleza, en la que prevalecen los colores del Mediterráneo, le inspiran y le comportan como un recurso preciso y exacto para que la abstracción hermética retorne y cobre la vitalidad, el dinamismo y el empuje que siempre han caracterizado a sus obras.

Retador incansable de la experimentación e investigación pictórica, sus obras revelan un lenguaje universal, desde el pasado más prehistórico, imbuido de culturas ancestrales, hasta la contemporaneidad más actual, huyendo siempre de lo superfluo, lo cómodo, lo repetitivo.

De su más que consolidada trayectoria profesional en el mundo del Arte Contemporáneo, nos hace rememorar sus inicios como artista que, con tan sólo quince años, expuso por primera vez en Almería, carrera profesional que ha seguido desarrollando a lo largo de todos estos años en Italia, Alemania, Francia, Bélgica, EEUU, Omán y, sobre todo, en Japón, en el que su período de estancia supuso más de una década de su vida, combinando sus procesos creativos con la dirección de programas y proyectos internacionales de Arte, como las tres ediciones de las Bienales Internacionales de Arte Contemporáneo, 90-92-94 o proyectos para Somalia, China, Japón o Bélgica, dando siempre oportunidades a otros artistas de incorporar en sus trayectorias experiencias internacionales. Fernando Barrionuevo supone uno de los referentes más importantes en el Arte Contemporáneo actual, con vocación universal, desde lo local hacia lo global. Estableciendo las nuevas líneas imperantes, como punta de vanguardia de las nuevas tendencias artísticas actuales, así como sus autores más preponderantes.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorCrónica de una activista pacífica en las protestas por Pablo Hasél
Artículo siguienteLa izquierda y su obligación moral de que el PP no gane de nuevo en Madrid
Guillermo de Jorge (Guillermo George Hernández), Santa Cruz de Tenerife, 1976. Cursó Filología Inglesa en la Universidad de La Laguna. Suboficial del Ejército de Tierra del Arma de Infantería, es Diplomado Superior de Montaña por la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales del Ejército de Tierra. Ha participado en operaciones de seguridad y misiones de paz, significando su estancia en Mauritania, Afganistán e Irak. Ha estado en países como Marruecos, Portugal, Senegal, Sierra Leona, Kuwait, Francia. Poeta - soldado, armas - letras, en la actualidad ejerce la presidencia de la Asociación Nacional Círculo Artístico Cálamo. Miembro del Centro Andaluz de las Letras, ha colaborado con medios de comunicación, destacando sus colaboraciones con el Diario de Sevilla, con el periódico La Voz de Almería, el Periódico El Día de Canarias y el Periódico El Mundo. Dirige la Colección “Letras del Mediterráneo”, de la Editorial Playa de Ákaba. En 2008 fue nombrado Miembro del Instituto de Estudios Almerienses. Le ha sido otorgado por la Junta de Andalucía, Diploma por su contribución y participación en Nueva Literatura Almería y fomento de la Cultura 2004. Accésit del Premio Creación Joven de Poesía de la Universidad de La Laguna 2005, actualmente colabora con Diario de Almería y Onda Cero Almería. Ha participado en encuentros literarios de carácter nacional e internacional, destacando el Festival Internacional de Getafe de Novela Negra, el Encuentro Nacional de las Letras Islas Canarias, Festival de Poesía del Mediterráneo o el Ciclo Internacional de Poesía Ciudad de Valladolid, estando sus textos reunidos en varias antologías poéticas y narrativas. DATOS BIBLIOGRÁFICOS Ha publicado diez libros de poemas, entre ellos: “Corporeidad de la Luz", Ediciones Idea, 2006 y “HK-G36E", prologado de Rafael Guillén, Premio Nacional de Literatura. Instituto de Estudios Almerienses, 2008. Ha colaborado con revistas especializadas, como la Revista Literaria Río Arga, Navarra; La Galla Ciencia, Murcia o la Revista Literaria Culturamas, Madrid. Y sus textos han sido publicados en suplementos literarios, destacando: “Selección de poemas" Publicado por el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Puebla, México. “Varied poems" Publicado por la Universidad de Columbia, EE.UU. En narrativa ha publicado: “Relatos a Glo”. Editorial Ediciones Idea, 2008. Como Cuadernos de Combate ha editado: “Irak: Diario de un legionario”, publicado por el Periódico La Voz de Almería, 2004. “Afganistán: Diario de un Soldado”, prologado por Lorenzo Silva, Premio Planeta de Novela. Editorial Playa de Ákaba. 1º Edición, Dic 2015. 2º Edición Feb 2016. 3º Edición Sept 2017. Exposiciones fotográficas realizadas: “Afganistán: Pasajes”. Monográfico junto con Lorenzo Silva y comisariada por el artista plástico Fernando Barrionuevo, en la Sala de Arte Contemporáneo MECA Mediterráneo Centro Artístico (Almería, Andalucía).

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre