Ya sólo queda una. Una sola etapa más y se habrá acabado el Dakar 2020. El primero en el que participa un campeón mundial de Fórmula1. Una prueba que tiene muchas posibilidades de ganar por tercera vez un piloto español: Carlos Sainz.

Ha habido accidentes, problemas de todo tipo, tener que bajar al suelo y a las tripas del Toyota para restañar heridas. Aquí no hay cien mecánicos saliendo de debajo de las piedras mientras el piloto pone cara de poker.

Aquí todo es guerra y verdad. Hasta la maldita muerte ha marcado con su presencia el Dakar 2020, Paulo Gonçalves, la víctima número 62 que se cobra el rallye más famoso del mundo desde que se comenzara a correr en 1979.

Alonso dando vueltas de campana por las dunas, Alonso subiendo al podio al lograr un segundo lugar, Alonso adelantando a sesenta coches seguidos y aupándose en la etapa número once con la plaza número once. Once once… se mantiene intacto el sueño de lograr quedar en el Top 10 mañana, al finalizar.

El rallye salvaje, el piloto salvaje: Fernando Alonso. Dentro de unas pocas horas la aventura incomparable tocara a su fin. Aunque esto es sólo el principio. Porque Alonso volverá, Carlos Sainz volverá, y habrá más campeones del mundo de F1 que pensarán en el Dakar, aunque…. no sabemos si se atreverán.

Tigre tigre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here