Sigue sin aceptarlo, Fernando Alonso, el haber ganado sólo dos títulos mundiales en Fórmula1. Sólo, solamente. Para cualquiera, casi cualquiera, sería el no va más, ¿cuántos pilotos excelentes habrían dado un brazo, años de su vida, por algo así? Muchísimos, pero Fernando Alonso empezó en la Fórmula1 demasiado bien.

“A los gitanos no les gustan los buenos principios” solía repetir en las tertulias nocturnas el gran Carlos de la Peña, a la sazón Delegado Jefe de Iberia en Dakar.

Los buenos principios tienen el inconveniente de que son muy difíciles de superar. Los niños prodigio muy rara vez consiguen estar a la altura de su infancia de ensueño cuando llegan a adultos.

Pero Alonso podría haberlo hecho, podría haber batido el record de Schumacher, podría tener ya cinco títulos mundiales, e incluso seis o siete, y en 2019 habría seguido compitiendo.

Fernando Alonso con 11 puntos más

Sin embargo las cosas se le fueron torciendo, y es evidente que le cuesta muchísimo aceptarlo. Por eso busca la Triple Corona, la que consiguió Graham Hill, para quitarse el mal sabor de boca. Aunque para conseguirlo ni siquiera la Triple Corona es suficiente, él querría hacer algo nuevo, él querría hacer algo más, él quiere demostrar que es el mejor piloto de todos los tiempos. Y por eso ahora las 24 horas de Daytona por segunda vez. Y en esta ocasión podría ganar; al menos tiene coche para ello. Pero…

¿Y si no gana? Es indiscutible que ha comenzado a rondarle el fantasma de la edad. Cierto que siempre hay excepciones, Fangio ganó su quinto campeonato del mundo con 46 años, pero Alonso lleva ya mucho tiempo corriendo. Si ganase en Indianápolis, que es muy difícil, las puertas de la Fórmula1 es probable que se volvieran a abrir.

Domenicali predice el regreso de Fernando Alonso a Ferrari

Pero ¿en verdad podrá ganar en Indianápolis?

Y por eso en Daytona, que no forma parte del campeonato del mundo de resitencia (WEC), sino del IMSA (en el que no va a participar en ninguna prueba más), se juega más de lo que parece. Porque se la está jugando consigo mismo, que siempre son las partidas más importantes en la vida. Si no gana con el Cadillac Dpi, el fantasma del cansancio y el fantasma de la edad sin duda sin juntarán para irle a visitar.

Pero tengamos fe. Alonso, Fernando Alonso, en las 24 horas de Daytona, por supuesto puede ganar.

Otro burbon, por favor.

 

Tigre tigre.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × cinco =