Daytona

Pocas veces una victoria es tan deseada y tan merecida. Porque la quería, la quería muchísimo, Fernando Alonso, la victoria en las míticas y espectaculares 24 horas de Daytona.

Tengamos fe. Alonso, Fernando Alonso, en las 24 horas de Daytona, por supuesto puede ganar. Escribíamos antes de que comenzase la carrera en Las Alma y la F1.

Y nuestra fe se ha visto recompensada. Pero no pintaba bien la cosa, cuando se sube por primera vez al monoplaza y cae la noche, el Cadillac número 10 va octavo. Va octavo y por delante hay pilotos magníficos, expertos en prototipos y bien bragados, vaste con citar a Rosi o Montoya, porque hay muchos más.

Se sube al coche, está octavo, hay otros vehículos, otros Cadillac, con prestaciones casi exactas a las del suyo, e incluso los hay que son superiores y más rápidos, como los del Acura Team.

Pero él es Alonso, él es Fernando Alonso… y se los va comiendo a todos. Él, no ninguno de sus compañeros de equipo. Él, que en el infierno de la noche se mueve con la velocidad de un diablo, él, que se convierte en pez o en tiburón si es necesario cuando comienza a llover.

Y se baja del coche y la ventaja se desvanece. Y se vuelve a bajar y el coche pierde posiciones, y él vuelve a recuperarlas. En cualesquiera circunstancias vuelve a recuperarlas.

Y el cielo de Florida se deshace de admiración y asombro, se llena de nubes que se rompen y lloran y lavan tantas oportunidades injustamente perdidas, tantos títulos mundiales no ganados. Pero hoy sí y ahora sí. Fernando Alonso es Dios y Fernando Alonso es el diablo. La lluvia le protege y ya ni siquiera necesita seguir corriendo: la organización saca la bandera a cuadros bajo la lluvia incontestable once minutos antes de la hora en la que debería haber terminado la prueba.

Alonso, Fernando Alonso, el gran Alonso, el hoy mejor piloto de todos los tiempos, ha ganado. Él ha ganado. Bravo bravo bravo.

Nuestra alegría y nuestro aplauso. Eres un grande y eres el más grande: Fernando, don Fernando.

Tigre tigre.

Domenicali predice el regreso de Fernando Alonso a Ferrari

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco − 1 =