Se está recuperando a toda velocidad: Fernando Alonso, tanto como si hubiese caído al igual que Obélix en la marmita mágica de los druidas cuando era pequeño.

De hecho ya está entrenando otra vez con su bicicleta por las carreteras, y eso es lo que pone de los nervios a su viejo manager y gran amigo, Flavio Briatore.

Le he dicho que entrene en una bicicleta estática, o por lo menos se vaya a las montañas donde hay menos tráfico, pero no me hace ni caso. Sigue haciendo lo que le da la gana, como siempre. Si de mí dependiera lo encerraba en un garaje con todas las máquinas que quisiera para ponerse fuerte y así no estaría expuesto a riesgos innecesarios.

Parece que no hay la menor duda de que Fernando Alonso estará en los entrenamientos invernales de Bahrein del 12 al 14 de marzo próximos.

Y también se cuenta con él para la presentación oficial del nuevo Alpine F1, que será el 2 de marzo.

La presentación del nuevo bólido se hará en línea, a través de las autopistas de Internet. Y Fernando Alonso, repetimos, estará allí.

A Fernando Alonso no le encierra nadie, ni siquiera su amigo Flavio Briatore y desde aquí nos parece muy bien.

Tigre tigre.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre