Más de 120 colectivos feministas han conseguido cancelar en València una jornada informativa de la empresa estadunidense Circle Surrogacy para ofrecer la contratación de vientres de alquiler. El evento iba a celebrarse en el Hotel Sercotel Sorolla Palace y, al parecer, la firma americana ya contaba con solicitudes de clientes y citas concertadas.

Los colectivos feministas han suscrito un manifiesto que ha paralizado la actividad y, además, el pasado sábado decenas de feministas valencianas protestaron a las puertas del hotel vestidas con los atuendos de la serie televisiva ‘El cuento de la criada’, basada en el libro de Margaret Atwood que aborda la esclavitud y  sometimiento de mujeres fértiles obligadas a parir hijos para quienes no pueden tenerlos. Este acto de protesta contó también con la presencia de representantes del PSPV-PSOE, Podem, Esquerra Unida, UGT PV, Intersindical  y CCOO.

El manifiesto que han hecho público las organizaciones feministas denuncia la mercantilización del cuerpo y la capacidad reproductiva de las mujeres, rechazando que la mujer sea considerada como un medio y no como un fin. En la mayoría de los casos, advierten los grupos feministas, “las mujeres que acceden a esta práctica lo hacen en unas situaciones de extrema pobreza y vulnerabilidad”. Tras esta mercantilización se esconde el tráfico y explotación de mujeres gestantes. Además, la maternidad por sustitución niega a las mujeres el derecho a decidir durante el embarazo, la crianza o la educación de la menor o el menor.

“Ante los úteros de alquiler hay una escasa o nula garantía de los derechos de las mujeres gestantes y un claro aumento del negocio que implica esta técnica”. Estos colectivos advierten de lo que supone un atentado contra la dignidad de las mujeres y una expresión más de la alianza entre patriarcado y capitalismo.

Asimismo destacan que el deseo de ser padres o madres “nunca puede sustituir o violar los derechos que asisten a las mujeres y los menores”. Según el manifiesto, esta práctica de vientres de alquiler “no puede ser abordada sin tener presente el contexto relacional, desigual y jerárquico, en el que los hombres siguen dominando determinadas relaciones de poder que se articulan sobre los privilegios masculinos y la subordinación femenina, traducida en el sufrimiento de todo tipo de violencias que restan autonomía y dignidad a las mujeres”.

Las organizaciones firmantes del manifiesto recuerdan que la regulación de los úteros está prohibida en España por la Ley 14/2006 sobre técnicas de reproducción humana, que considera “nulo de pleno derecho el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o de un tercero”. En consecuencia, “la filiación de los hijos nacidos por gestación de sustitución será determinada por el parto”, como recoge la misma ley. Asimismo, la norma no considera la gestación subrogada como una técnica de reproducción humana asistidas.

En este manifiesto se advierte que la regulación de los vientres de alquiler “abriría la puerta a articular compensaciones económicas o acudir a otros países en el caso más que probable de que en España no hubiese el número suficiente de mujeres ‘altruistas’ para satisfacer el deseo de ser padres o madres”.

 

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Acaso creen que con plantarse en las oficinas de una empresa que se gana el dinero con los ciudadanos que acuden a los vientres de alquiler sera suficiente para parar eso va mas alla de solo hacer revolucion por las calles y gritar a lo tonto, esto no cambiara nada por las infertilidad sigue y seguira siempre, lo unico que se puede plantear es que se regularice, por que estas personas que anduvieron en las calles no lograran nada, el deseo de los padres es mas grande que un grupillo de 200 o mas, los españoles estan viajando mucho a Ucrania por ejemplo

  2. Eso de hacer sus marchas en contra de los vientres de alquiler no resultara en nada, estoy segura que todas esas mujeres que andan en las calles gritando “no a los vientres de alquiler” son personas que lamentablmente no han pasado por la crueldad de saber no seran padres, por eso se animan a hacer esas cosas en las calles, las personas que le ponemos la cara a la infertilidad o a enfermedades incluso mortales estamos adelante y buscando el ser madres, aun siendo por subrogacion y si alguien como las madres subrogadas aceptan ser, que les importa a los demas, vivimos en un planeta donde cada quien decide lo que es mejor y peor

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre