sábado, 4febrero, 2023
19.1 C
Seville

Felipe González señaló que había que «deshacer operaciones» contra la Monarquía

Un documento hecho público por la Fundación Felipe González muestra cómo, en unas notas del expresidente, se señalaba con claridad que había que «deshacer operaciones de presión/abdicación/sustitución republicana»

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Felipe González ha sido siempre un gran defensor del sistema actual y de la simbiosis entre democracia y Monarquía, olvidándose de las raíces republicanas del partido político que lideró y de la ideología que lo alumbraba.

La Fundación Felipe González ha hecho pública una serie de documentos personales del expresidente del Gobierno entre los que destaca uno en el que se hacen una serie de reflexiones acerca de la situación política de España.

El documento está fechado el 10 de octubre de 1997, cuando González ya había abandonado la primera línea de la política tras la derrota electoral ante José María Aznar.

Defensa de la institución monárquica

En el documento, Felipe González señala con claridad que hay que «deshacer operaciones de presión/abdicación/sustitución republicana», lo cual supone un refrendo incondicional a la institución que ocupa la Jefatura del Estado por mandato de Francisco Franco y un abandono absoluto de la esencia republicana del Partido Socialista.

Por otro lado, González, haciendo en dos ocasiones mención a que no es monárquico, afirma que es consciente de que «nuestro modelo no es posible que se sustituya como al Gobierno o al Parlamento con otras elecciones» y que «en los últimos dos siglos todas las graves crisis de convivencia entre nosotros han estado precedidas o acompañadas de crisis de la Monarquía, desde la Constitución de Cádiz hasta nuestra democracia».

Realmente, Felipe González es un monárquico institucional, por más que afirme que no lo es. Hay un dicho popular que señala que, cuando en una frase se utiliza la palabra «pero», todo lo que va por delante de la conjunción adversativa no sirve.

Estas notas de Felipe González lo confirman las declaraciones que hizo casi dos décadas después, cuando dijo que el PSOE «era republicano en tanto la Monarquía no respetaba la democracia». Sin embargo, un gran analista político como ha sido siempre el expresidente del Gobierno, o, al menos, eso aparenta por sus largas reflexiones, debería tener en cuenta que la Monarquía, en sí, es contraria a la democracia, independientemente de si respeta o no el Estado de Derecho. El sistema democrático se demuestra, entre otras muchas cosas, por el hecho de que los gobernantes están controlados por los gobernados. En consecuencia, el sistema de sucesión genital en el que se basa la Monarquía es la antítesis un modelo de Estado basado en el sufragio universal.

Por otro lado, González también señaló en otra ocasión, para justificar el «borbonismo» del PSOE, que su partido no era republicano sino «accidentalista» porque «si la Monarquía no gustaba de la democracia, el PSOE, que vivía de y con la democracia, no gustaba de la Monarquía».

Felipe González, además, ha pedido en repetidas ocasiones que quienes quieran hacer un referéndum «que sean demócratas» y se propongan obtener «la mayoría necesaria para reformar las reglas de funcionamiento. Eso es respetable, pero no que se quieran saltar las normas».

Sin embargo, en el último Congreso Federal, el de la unanimidad exigida por Pedro Sánchez, se impidió votar una enmienda de Izquierda Socialista para que el PSOE iniciara los procedimientos constitucionales y legales necesarios para la convocatoria de un referéndum sobre el modelo de Estado. Precisamente, Felipe González fue la estrella, después de un Pedro Sánchez que, cada se va mimetizando con lo que fue González. Por algo será.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

3 COMENTARIOS

  1. No hay un solo andaluz de este partido, ni del PP, ni Cs, ni Vox, que alcance siquiera la categoría de digno. Ni uno solo. Con la cantidad de gente culta que hay en ese país no entiendo que tengan esta clase política casi en exclusiva.
    Falsos en grados patolóxicos. ​Y otra cosa importante; si eres monárquico no puedes ser socialista. Y si no eres socialista tampoco; o eres rey o sólo puedes ser subnormal.

  2. Que iba a decir Felipe Cal Viva, agente CIA (leer: La CIA en España de Grimaldos) que no fuese proteger a su aliado y compinche; o pensáis que al «Juanca» no le notificaban todas las acciones del GAL Si, a los pueblos españoles les queda una pizca de dignidad solamente votarían a los partidos que pidiesen la III República, ya.

  3. Según las ultimas encuestas la monarquía no parece entre los primeras 20 preocupaciones de los españoles.

    Al «pueblo» le trae sin cuidado que haya monarquía o república, porque el «pueblo» sabe que sustituir la monarquía por una república no contribuirá en nada a resolver sus problemas.

    Un referendo solo serviría para enfrentar a la gente y sería utilizado por los enemigos de España, tanto internos como externos, para desestabilizar el estado y la democracia.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído