En plenas fiestas, Boris Pérez pensaba que acaba de llegar el Año Nuevo, que es el año 2021 en la mayoría de los países, según la contabilidad establecida por el Calendario Gregoriano, llamado así en honor al Papa Gregorio XIII, que estableció también el comienzo del año en el día 1 de enero. 

Pero no todos los calendarios son iguales, ni todos tienen doce meses, y tampoco realizan el final del año el día 31 de diciembre, sino que diferentes culturas han organizado sus años de forma distinta.

Es muy conocido el Calendario Chino, que además de un número añade en cada edición a un animal y a un elemento. El día 12 de febrero de 2021 se iniciará el año del Buey y el elemento será el metal. Como calendario llevan mucha delantera, y ese día se celebrará el año 4718. Pero de mayor antigüedad numérica es el Calendario Hebreo, según el cual se entra en el año 5782. Para el Calendario Budista el año es el 2562, que se empieza a contar a partir del nacimiento de Buda.

Hay otros calendarios como el persa, establecido en países como Irán y Afganistán, que en breve alcanzará el año 1400. También es muy importante el Calendario Musulmán que entrará pronto, no el día 1 de enero sino algo después, en el año 1444. También Etiopía tiene un calendario propio que determinó la Iglesia Ortodoxa Etíope, según el cual ahora es el año 2013. Así podría continuarse en una variada lista de calendarios de curso legal y también ya cancelados (como el azteca o el maya, por ejemplo).

Con la idea de felicitar a todas las culturas, Boris opina que se podría decir Felices Años Nuevos, y ya que no todos coinciden en el día 1 de enero, y en justa correspondencia, estaríamos celebrando varios años nuevos cada año lo que, en una sociedad tan festiva como la nuestra, no es nada desdeñable. A fin de cuentas, el Año Nuevo viene a ser como el cumpleaños de todos los que se rigen por el mismo calendario, y sería una forma de invitar, y también de ser invitados, a varias celebraciones.

De todos modos, hay que añadir que Felices Años Nuevos también tiene el significado de desear felicidad no sólo para el año que viene, sino para todos los años siguientes. Por estos motivos, desde estas líneas, Boris Pérez y yo les deseamos Felices Años Nuevos, el próximo y todos los demás… con una dosis extra de salud.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl padre de Boris Johnson solicita la ciudadanía francesa
Artículo siguienteEl dilema de Bergoglio
Profesor Titular de Universidad de la Universidad de Cádiz, en el Departamento de Estadística e Investigación Operativa, adscrito a la Facultad de Ciencias del Trabajo. Ha sido Vicerrector de Alumnos de la Universidad de Cádiz (desde el año 2003 hasta el 2013) y Vicerrector de Responsabilidad Social y Servicios Universitarios de la Universidad de Cádiz (desde 2013 hasta 2015). Durante estos doce años, ininterrumpidamente, ha tenido entre sus competencias el Área de Deportes de la Universidad de Cádiz. Ha promovido la creación del Aula Universitaria de Fútbol de la Universidad de Cádiz, y en estos momentos ocupa el cargo de Director del Aula de Fútbol. Tiene el título de Entrenador Nacional de Fútbol con Licencia UEFA-PRO. Ha entrenado en las categorías Infantil y Cadete del Cádiz C.F. desde el año 2010 hasta la actualidad. Además, en el Cádiz C.F. ocupa el cargo de Coordinador de Delegados y Auxiliares de Fútbol Base desde el año 2014.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre