El PP va a defender a Juan Guaidó como si fuese uno de los suyos. En las últimas horas los populares han lanzado una ofensiva institucional para conseguir que el autoproclamado nuevo presidente interino de Venezuela sea reconocido por el Gobierno español y el Parlamento europeo. Así, el Partido Popular va a presentar en las próximas horas sendas iniciativas parlamentarias en el Congreso de los Diputados y el Senado en ese sentido.

La primera será una proposición no de ley en la Cámara Baja. Al mismo tiempo, el grupo parlamentario popular en el Senado anunciaba que registrará, antes del comienzo del pleno, una moción exigiendo al Ejecutivo el reconocimiento de Guaidó. Además, lo hará mientras recibe como invitados a un grupo de opositores venezolanos, según informa Efe. “Creemos en la democracia y queremos que todos los venezolanos vivan en democracia con sus derechos y libertades y salgan de la miseria”, ha dicho Dolors Montserrat, portavoz del PP en el Congreso.

Paralelamente, el portavoz del PP y vicepresidente primero del PPE en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, ha pedido que la UE reconozca “inmediatamente” a Guaidó para acabar así con “la tiranía” de Nicolás Maduro y “ayudar al pueblo venezolano a recuperar la libertad y la democracia de una vez por todas”.

Pero el frente no queda solo ahí. También la política regional y hasta municipal se ha visto contaminada con lo sucedido en las últimas horas en Venezuela. Algunos ayuntamientos han aparcado sus problemas cotidianos para ponerse a debatir sobre lo que sucede al otro lado del Atlántico. Así, el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, se ha pronunciado a favor de Juan Guaidó en la crisis institucional que está viviendo Venezuela y lo ha calificado como “presidente legítimo” del país latinoamericano. Desde allí, desde Murcia, a miles de kilómetros de Caracas, el jefe del Ejecutivo murciano ha exigido al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, que reconozca a Guaidó. No podía ser de otra manera.

La estrategia de la derecha española está trazada en este asunto y el PP parece haber enloquecido con el conflicto venezolano, hasta tal extremo que sus responsables políticos no han hablado de otra cosa en las últimas horas. Los populares han visto un nuevo filón para desgastar al Gobierno, que de momento no ha reconocido al nuevo gobierno tras la crisis bolivariana.

Esta auténtica obsesión por que se reconozca el nuevo gobierno de Guaidó coincide con la que parece haberse apoderado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha anunciado que todas las medidas, incluidas una intervención militar, están encima de la mesa a esta hora. Para el PP, derrocar a Maduro supondría una victoria de las tesis que ha mantenido en los últimos años para rebatir el discurso de la izquierda española, en especial de Podemos.

De momento, Sánchez ha hablado con Juan Guaidó, a quien ha transmitido el mensaje de que unas elecciones democráticas y transparentes son la salida “idónea y natural” a la crisis del país. Sin embargo, España no se pronunciará mientras la Unión Europea no adopte una posición oficial sobre el conflicto y el Gobierno socialista seguirá manteniendo la misma postura desde que se produjo el golpe de Estado: decirle a Nicolás Maduro que debe convocar elecciones generales cuanto antes como única salida a la crisis, tal como ha asegurado el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell. “Si se constata que no existe voluntad de convocar elecciones nos plantearíamos el reconocimiento”, ha asegurado.

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre