Miles de feministas defendieron la ley de violencia de género en vigor a las puertas del Parlamento.

Al grito unánime de “fuera fascistas” del Parlamento de Andalucía y “en igualdad ni un paso atrás”, miles de mujeres y hombres se han concentrado este martes a las puertas del Hospital de las Cinco Llagas, sede del Parlamento de Andalucía, para defender los logros en defensa de la igualdad y en la lucha contra la violencia de género durante el debate de investidura de Juan Manuel Moreno Bonilla como séptimo presidente de la comunidad autónoma, iniciado este martes en la Cámara autonómica y que culminará el viernes con su investidura.

Recogidas 25.000 firmas para que el futuro presidente andaluz se comprometa a mantener la ley de violencia contra la mujer

Al mismo tiempo, una iniciativa ciudadana promovida a través de change.org por Juan Miguel Garrido y José Ángel Lozoya, de la Asociación de Hombres por la Igualdad de Sevilla, ha superado las 24.000 firmas reclamando que el candidato a presidente de la Junta prometa públicamente durante su intervención que no tocará ni derogará la ley autonómica de violencia de género, tal y como reivindicó en primera instancia el partido ultraderechista Vox, con el que PP ha llegado a un pacto para recibir el respaldo a su gobierno de los 12 votos de los diputados del partido patriarcal y negacionista de la violencia de género.

En su discurso de investidura, el líder andaluz del PP ha asegurado que el maltrato “es una lacra social” y ha defendido que la lucha contra esta lacra se lleve a cabo “sumando, enriqueciendo, sin cuestionar lo que funciona y corrigiendo lo que no funciona”.

En este sentido, el líder andaluz de Vox, Francisco Serrano, ha tildado de “kale borroka” la concentración de los movimientos feministas en las puertas del Parlamento andaluz durante el inicio del debate de investidura y ha asegurado que esta “lamentable” movilización “no se puede permitir”.

Moreno Bonilla, tras su discurso de investidura este martes.

Serrano ha explicado a los periodistas en los pasillos de la Cámara que ha debido acudir “muy temprano” a la sede del Parlamento de Andalucía “para impedir que pueda ser objeto de una agresión”. El líder andaluz de Vox, cuyo partido ha pedido al PP sin éxito que se derogue la ley autonómica contra violencia de género, añade que “algo está fallando en este país” cuando un parlamentario “tiene miedo a sufrir una agresión”.

El líder andaluz de Vox denuncia haber sentido miedo a una agresión y tilda de “kale borroka” la concentración

La concentración a las puertas de la Cámara autonómica ha sido impulsada por casi medio centenar de colectivos feministas de Andalucía y apoyado también por el PSOE andaluz, entre otras formaciones políticas y asociaciones. Estas asociaciones feministas recuerdan que “hay mucho aún por mejorar y que la vigente Ley de Violencia de Género es claramente insuficiente”, al tiempo que insisten en que “no permitirán que se dé ni un paso atrás”. “Ningún pacto de gobierno puede suponer deshacer lo que juntas y con tanto esfuerzo hemos conquistado”, añaden.

Las organizaciones convocantes han destacado el carácter autónomo e independiente de sus protestas respecto a partidos políticos y organizaciones sindicales, y toman como base los principios ya defendidos el pasado 8 de Marzo a nivel nacional por “un feminismo inclusivo, interseccional, antirracista, antifascista y anticapitalista”.

Por su parte, la Asociación de Hombres por la Igualdad de Sevilla promueven la citada recogida de firmas porque se niegan “a mantener un silencio cómplice” y apoyan “incondicionalmente” las acciones que el movimiento feminista convoca en Andalucía y el resto del Estado este 15 de enero.

El líder andaluz de Vox tilda de “kale borroka” la concentración feminista en las puertas del Parlamento.

A este respecto, los firmantes reclaman al próximo presidente andaluz que, aunque no se ha comprometido a derogar la Ley autonómica contra la violencia de género como pedía Vox, “tampoco se ha comprometido a no hacerlo”. Por ello, reclaman a Moreno Bonilla que durante su investidura diga públicamente “que no tocará esta ley”. Este supuesto no se ha producido en su discurso, e incluso el próximo presidente andaluz ha dejado la puerta abierta a “corregir lo que no funciona” de la ley autonómica de violencia contra la mujer.

Esta Asociación de Hombres por la Igualdad recuerda que Moreno Bonilla fue secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad durante el gobierno de Mariano Rajoy y en noviembre de 2017 pedía un pacto andaluz contra la violencia de género porque “es una batalla de todos”.

Históricos ex dirigentes andaluces como Javier Arenas, José Caballos o Diego Valderas, en la tribuna de invitados.
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

8 Comentarios

  1. Pues claro que se manifiestan…les han metido el miedo en el cuerpo los socialistos con que se van a quedar sin subvenciones por no trabajar y sin `la paga de víctima´ de por vida.
    Me alegro mucho de que haya cambiado el color de los gobernantes en Andalucía. Así podrá prosperar esa maltratada región de España de una vez, tras 40 y pico años de mala gestión.

  2. Mala gestión, robo y desfalco de dinero público a manos llenas, que se me olvidaba. Y no olvidéis lo que hicieron con los fondos para formación. Y lo que no sabemos..
    ¿Cuantos fueron a manifestarse delante del parlamento por todo aquello?

    • del esfalco de andalucia , solo ha salido la punta del iceberg. Por cierto, ¿ qu`+e se sabe de chaves y griñàn. ¿ Se los habrà tragado la tierra?

  3. Cuando pierden las elecciones democráticamente se manifiestan por cualquier cosa menos por la corrupción que ha habido y hay todavía en Andalucía.
    No deberían existir partidos nazionalistas ni asociaciones feministas, que por cierto no quieren la igualdad entre hombres y mujeres.

  4. Anonima y un estafador,ustedes son unos criptofascistas.Nos os oculteis detràs de una bandera ni de los topicos…..y os lo dice uno de PODEMOS.

  5. ESTAFADO, David. no estafador. Estafador es Pablenin, al que dices que apoyas, que quería vendernos a todos la moto el progresismo y el buenrrollismo y cuando se quitó la careta todos vimos que era peor que la `casta´ a la que criticaba. Con ideas pseudocoministas radicales y cortando cabezas en su partido sin ningún pudor.
    Una suerte de gurú de las democracias que quería gobernar solo para las minorías (que piensen como él, claro).
    Menos mal que se ha desinflado tan rápido como se infló y cada vez va a tener menos apoyos. Me alegro por los andaluces.

  6. miles de años de torturas, matrimonios a la fuerza, ciudadanas de tercera clase, millones asesinadas y viene Vox y nos dice que pobrecitos los hombres? Hay que estar muy jodido de la cabeza para votarles y peor aún unirse con ellos
    https://iberomagazine.com/…/el-gran-wyoming-y-ana-botella/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez − siete =