Se trata del primer caso de muerte de un niño en Francia debido a la enfermedad de Kawasaki, relacionada con COVID-19. Tenía 9 años y murió el pasado sábado en un hospital de Marsella, según han informado hoy viernes fuentes sanitarias francesas.

Una portavoz de los hospitales públicos de Marsella ha confirmado hoy a la Agencia Efe que la muerte se ha producido en el Hospital de La Timone.

El niño sufrió un paro cardíaco en su domicilio y fue trasladado al hospital inmediatamente. Allí permaneció ingresado 7 días. En las pruebas que le realizaron se pudo comprobar que había estado en contacto con el nuevo coronavirus, aunque no había desarrollado síntomas, según ha informado el diario La Provence.

Según señala Le Parisien, el niño murió por «daño neurológico relacionado con un paro cardíaco».

Según se ha explicado, su muerte sería un caso excepcional. En Francia se han registrado desde el 1 de marzo un total de 125 casos en niños que responden a síntomas compatibles con la enfermedad de Kawasaki, probablemente relacionada con la pandemia de COVID-19. Todos ellos tienen una edad media de 8 años y la mitad sufren de inflamación de miocardio, el músculo principal del corazón.

Según ha señalado el profesor Alexandre Belot, «se ha establecido el vínculo entre estos síndromes hiperinflamatorios y el COVID-19». Así lo afirmó este médico que trabaja en el Hospital Mujer-Madre-Niño en Lyon para Le Monde.

En este sentido, la Agencia Francesa de Salud Pública ha especificado que los 125 niños que sufren miocarditis desde el 1 de marzo tienen síntomas «que recuerdan a los de la enfermedad de Kawasaki, pero con una nota inflamatoria mucho más marcada«. Por eso ahora a este síndrome se le ha empezado a denominar «kawaski like» («como kawasaki»). El 58% de los casos se ha identificado en la región de París.

Alerta en Estados Unidos

Hace días que la alerta se ha dado también en Estados Unidos, y anteriormente la voz de alarma vino dada desde Reino Unido.

Concretamente, las autoridades sanitarias norteamericanas han emitido una alerta ayer jueves a los profesionales de la salud. Por el momento se han reportado 100 casos que incluyen al menos tres muertes en Nueva York.

«Los proveedores de atención médica que han tratado a pacientes menores de 21 años que cumplen con los criterios para la enfermedad MIS-C deben informar los casos sospechosos a su departamento de salud local», han advertido los Centros de Prevención de EEUU.

Los criterios a tener en cuenta, tal y como avisaron también desde las autoridades sanitarias españolas son: fiebre e inflamación de órganos que requieren hospitalización inmediata.

Ahora se aporta un nuevo dato: la aparición de estos síntomas puede ocurrir cuatro o seis semanas después de que el niño haya sido infectado por COVID-19, cuando ya se han desarrollado los anticuerpos, según señala La Voz de Galicia.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre