Facebook se rinde ante las fake news y su creador reconoce ante el mundo que no podrán evitar las noticias falsas con respecto a las próximas elecciones europeas. Así, Zuckerberg confiesa que “nos enfrentamos a adversarios inteligentes, creativos y bien financiados que cambian sus tácticas cuando detectamos el abuso”.

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, se reconoce impotente para evitar el abuso de las fake news de cara a las elecciones europeas. Tras el escándalo de las manipulaciones detectadas en Estados Unidos que dieron la victoria a Donald Trump sobre Hillary Clinton, esta red social ve peligrar su reputación, según informa La Celosía.

“En Facebook, nos enfocamos en proteger las elecciones mientras nos aseguramos de que las personas tengan voz en el proceso político. En los últimos dos años, hemos aprendido de las elecciones en todo el mundo para crear un enfoque sólido para salvaguardar nuestra plataforma. Esto incluye eliminar cuentas falsas, reducir las noticias falsas, interrumpir a los malos actores y aumentar la transparencia de los anuncios. Y estamos haciendo esto mientras apoyamos e informamos al electorado”, asegura Mark Zuckerberg en un encuentro con el think tank alemán Atlantik-Brücke, que pretende hacer de enlace entre la Unión Europea y los Estados Unidos.

Pero pese a todas las medidas en marcha, el propio Mark Zuckerberg reconoce que “estos cambios no evitarán el abuso por completo. Nos enfrentamos a adversarios inteligentes, creativos y bien financiados que cambian sus tácticas cuando detectamos el abuso. Pero creemos que ayudarán a prevenir la interferencia futura en las elecciones en Facebook. Y es por eso que son tan importantes”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl remedio
Artículo siguienteStar
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − siete =