Facebook ha sido tradicionalmente la red social favorita para las estrategias de desinformación por parte de la ultraderecha mundial que no tienen otro fin que la desestabilización de las democracias. El objetivo de los ultras es claro: crear desafección entre la ciudadanía para, posteriormente, introducir sus planteamientos populistas y autoritarios. De este modo, con una ciudadanía a la que se enfada con los bulos, se hace muy fácil manipular y ponerla en contra de los gobiernos democráticos. La propaganda de extrema derecha hace creer a la gente que es muy fácil resolver los problemas si se tratan desde el autoritarismo y, en una crisis como la actual, la manipulación de la opinión pública se hace muy fácil, y más en un país donde toda la gente se cree experta en todo.

Facebook y las aplicaciones de mensajería propiedad de Mark Zuckerberg han sido la herramienta perfecta para las redes de la ultraderecha mundial, siempre bajo la supervisión de Steve Bannon y su control del big data. No hay más que recordar el escándalo de Cambridge Analytica y la utilización de 87 millones de usuarios de la red social para la introducción de noticias falsas y bulos que favorecieron la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.

Vox, como todos los ultras de la Tierra, ha utilizado Facebook como plataforma de propagación de bulos y en la crisis del Covid19 ha incrementado su actividad para generar la absoluta desafección de la ciudadanía como elemento clave para el asalto al poder que tienen previsto. Y les estaba funcionando porque, además, esas noticias falsas o manipuladas que propagaban a través de la red social han sido utilizadas en ocasiones hasta por la derecha teóricamente democrática.

Tal ha sido el nivel de propagación que la multinacional de Menlo Park ha tenido que tomar decisiones que, evidentemente, destrozan el aparato de propaganda de Vox. Facebook ha decidido utilizar verificadores externos para avisar a sus usuarios de que determinadas noticias son falsas o entran dentro de la categoría de «desinformación». Por otro lado, la aplicación de mensajería WhatsApp, propiedad de Facebook, ha limitado el número de reenvíos como elemento preventivo de propagación de bulos.

La reacción de Vox fue radical y volvió a utilizar el bulo como elemento argumental. Según el partido ultra, WhatsApp iba a censurar sus contenidos o iba a controlar lo que escribían los usuarios. Por esta razón, pidieron que la gente se cambiara a Telegram…, y todo aquel que tenga esta aplicación de mensajería rusa habrá visto en los últimos días cómo se ha incrementado el número de contactos que la han empezado a utilizar.  

Es falso que WhatsApp esté censurando contenidos, lo que está haciendo es evitar la propagación de bulos. Es falso que WhatsApp esté controlando lo que escriben las personas.

Por otro lado, respecto a Facebook, Vox ha decidido atacar a los verificadores de noticias que remitirán informes a la red social. Es evidente que si alguien contrasta lo que publica la extrema derecha y lo hace público se desmonta todo el tinglado de desinformación montado por los ultras y que se les caen los palos del sombrajo de su estrategia electoral. De ahí que hayan contraatacado publicando bulos contra estos verificadores como, por ejemplo, que son éstos los que deciden si se publica o no una noticia/bulo e, incluso, han aplicado esta noticia falsa a otras redes sociales, como Twitter, que, a día de hoy, no tienen equipos de verificación.

Además, dentro de su estrategia de utilización de noticias falsas como arma para atacar al Gobierno o a los partidos de la izquierda, Vox ha llegado a distribuir el bulo de que esos verificadores sólo iban a permitir la publicación de contenidos que se adapten a las necesidades de las formaciones políticas progresistas. Esto es falso.

La situación ha llegado a tal punto que WhatsApp tuvo que publicar un comunicado respondiendo a las mentiras de Vox.  

4 Comentarios

  1. VOX debe ir a los Tribunales contra Facebook, la censura y la extrema izquierda. No creo que tenga problemas graves con su respaldo de 3.750.000 personas acalladas con mordaza, porque le apoyarán.

  2. Y VOX tambien debe ir a los tribunales contra la ultraizquierda de Pedro y Pablo que estan destruyendo este pais.Y darse cuenta que VOX es la tercera fuerza en este pais y mas apoyos que tendra en vista de lo que esta pasando por todas las mentiras de Pedro y Pablo el bolivariano y la marquesa de galapagar que ahora son casta despues de reirse de los pobres que le dieron su apoyo.

  3. Creo que soy bastante crítico con todos los partidos, van a su interés. Pero a mí me gustaría saber cuáles son esos bulos, poner enlaces, pantallazos, artículos periodísticos, algo. Llevo semanas oyendo eso de los bulos y no sé qué bulos son.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre