El líder del partido de ultraderecha, Santiago Abascal.

Ya desde antes del arranque de la actual campaña electoral quedó bastante claro que las redes sociales iban a jugar un papel muy destacado en la elección del próximo Gobierno. Cada grupo político ha destinado de hecho un equipo especializado a controlar y aprovechar estos nuevos canales de comunicación y promoción, a veces no tanto para difundir sus mensajes como para contener los efectos negativos de los lanzados por los contrarios.

“Facebook ha adoptado esta medida tras estudiar las conclusiones presentadas por una investigación de la organización activista Avaaz”

En este nuevo marco digital resulta mucho más fácil la proliferación de grupos y mensajes que escapan en muchos casos a los ojos de la ley, pero no de las propias plataformas. Así ha ocurrido en el caso de Facebook, que hasta el momento ha inhabilitado al menos diecisiete cuentas y páginas que operaban en tres redes distintas con nombres como Unidad Nacional Española, Todos contra Podemos y Lucha por España. En lo que va de año, estas páginas, coordinadas desde Barcelona y Lanzarote, registraban ya más de siete millones de interacciones.

Por su parte, Facebook ha aclarado en un comunicado que la supresión de estas cuentas ha sido ocasionada por el comportamiento de sus autores, como el empleo de cuentas falsas o la creación de cuentas con el mismo nombre, y “no por el contenido que colgaban”. Estas medidas han sido tomadas por la compañía de Mark Zuckerberg tras estudiar las conclusiones presentadas por una investigación de la organización activista global Avaaz. Su director de campañas, Christoph Schott, apunta a que una red “de esta magnitud podía influir en el proceso electoral que vive España”.

Un conocido militante de ultraderecha, Javier Capdevila Grau, cuyo rostro se ha popularizado en los medios a partir de vídeos personales, se preguntaba en su cuenta de Twitter, por la decisión de la red social: “Eso de que en Facebook puedan bloquear e inhabilitar cuentas, sin dar explicaciones ¿es normal? Lo hacen de forma arbitraria sin dar explicaciones y siempre con abuso e impunidad de los que no te puedes defender”.

Por su parte, Antonio Leal, coordinador de las páginas Todos contra Podemos, Todos contra Pedro Sánchez, Apretando tuercas o Zarote TV, en declaraciones al diario El País, describía la supresión de sus páginas como un “atentado contra su libertad de comunicación” y ha anuncia su intención de lanzar acciones judiciales. “En ningún momento nos han comunicado nada. Esta mañana han aparecido todas inhabilitadas. No encuentro explicación para que seis páginas dejen de funcionar”, explicaba al citado diario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × uno =