La Organización Mundial de la Salud fija que a partir del 5% de PCR positivas, la situación comienza a ser de alto riesgo. Extremadura ha reportado un 14,5% de casos positivos, lo que evidencia la necesidad de tomar medidas de carácter contundente.

En el día de ayer se confirmaron más de 500 casos positivos de COVID-19 en una sola jornada, y 10 fallecidos, que suman en la terrible cifra de 700 fallecidos desde que comenzó la pandemia en esta región.

La incidencia acumulada se encuentra por encima de la media nacional y la presión hospitalaria sigue aumentando.

Si se analizan los datos de los últimos 7 días, la tasa se eleva a 265 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que la tendencia va en aumento.

La ocupación de las UCI por pacientes con COVID es inferior a la del resto del Estado, pero ha subido del 12,5 al 18% en cinco días. La media a nivel estatal es del 25%.

En estas circunstancias, esta mañana se ha celebrado un Consejo de Gobierno para abordar la situación. El consejero de Sanidad, José María Vergeles y la consejera para la Transición Ecológica, Olga García han dado una rueda de prensa para explicar las medidas que se abordarán de manera inmediata.

Se ha decidido cerrar perimetralmente las localidades de Hervás, Alcuéscar y Arroyomolinos de Montánchez. Se verán afectadas más de 6.000 personas por esta medida: no podrán salir de las poblaciones citadas, salvo en casos excepcionales y justificados.

Hervás ha registrado 1.861 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Y 1.685 en los últimos 7 días.

Arroyomolinos registra 1.756 por 100.000 habitantes a los 14 días y 1.129 a los 7 días.

Alcuésar ha registrado en los últimos 14 días 2.545 casos y en los últimos 7 días, 1889.

El índice de positividad de estas dos últimas localidades es del 29%: 29 positivos por cada 100 PCR realizadas, lo que supera en mucho el límite establecido por la OMS del 5% para declarar situación de alerta.

La consejera Vergeles ha anunciado que en el próximo Consejo de Gobierno se tomarán medidas «duras» que afectarán a grandes poblaciones extremeñas, aunque todavía no se ha determinado a qué localidades afectarán ni en qué medida.

Mérida, Badajoz y Llerena son puntos importantes en los que se está produciendo una preocupación para el Gobierno autonómico.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre