miércoles, 28septiembre, 2022
17.5 C
Seville

Expertos prevén un gran aumento de empresas en concurso durante los próximos meses

La reforma de la Ley Concursal se concibe como una solución a la hora de afrontar la gran cantidad de concursos presentados, especialmente tras el fin de la moratoria concursal

Eva Maldonado
Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Este 26 de septiembre, está prevista la entrada en vigor de la nueva Ley Concursal, veinte días naturales tras su publicación en el Boletín Nacional del Estado. En principio, esta modificación se concibe como una solución a la hora de afrontar la gran cantidad de concursos presentados, especialmente tras el fin de la moratoria concursal. Ante este nuevo escenario los expertos de Abencys advierte de las consecuencias que esta nueva ley puede causar en los procesos concursales, así como, a las figuras administrativas del proceso concursal y las propias empresas en dificultades.

La clave principal para entender esta reforma reside en el cambio de la legislación de los procesos de reestructuración, con medidas preventivas de la insolvencia y con el objetivo de agilizar los procedimientos concursales y establece un marco normativo específico para empresas pequeñas. Este cambio legislativo, que afecta de forma profunda a Ley 22/200 y sus múltiples modificaciones, se produce como consecuencia de la trasposición de la directiva correspondiente de la UE.

Para el caso de las microempresas, cuya tramitación se desarrolla en el Libro 3º, se pretende priorizar un modelo de concurso rápido, en el cual figuras internas que típicamente eran esenciales a la hora de gestionar un concurso, quedarían en un segundo plano. En concreto, la figura del administrador pierde su papel fundamental dentro del proceso de insolvencia. Esta novedad supone que el proceso queda en manos del deudor con el consiguiente riesgo para los acreedores.

Los expertos de Abencys opinan que esta modificación, diseñada como una medida para facilitar el proceso de insolvencia de las empresas, este puede tener un resultado contrario a los intereses de los acreedores, haciendo peligrar el valor de los activos o la continuidad de la actividad empresarial. “Con la nueva Ley Concursal, se prima las soluciones anticipadas y los concursos rápidos. Aunque esta reforma sea una manera de agilizar procesos y evitar un colapso judicial, a su vez causará una gestión menos eficaz de los mismos, perjudicando de esta forma las empresas en procesos de reestructuración”.

Por esta razón, de cara a los próximos meses, se prevé un aumento en las liquidaciones de compañías dentro del mercado español, cerrando el año con cifras récord.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído