Oscar es uno de los miembros del MPD (Movimiento Por la Discapacidad) que nos ha relatado su experiencia en un Centro Especial de Empleo (CEE).

Me llamo Óscar y tengo una discapacidad reconocida en el año 2012, desde ese momento, he trabajado en un par de empresas privadas que me contrataron por tener una discapacidad, éstas contaban con convenios propios, durante el poco tiempo que duró mi contrato, la experiencia fue positiva.

También en trabajado en Centros Especiales de Empleo (CEE), unos más grandes que otros y el último peor que el anterior, pero voy a narrar mi experiencia en el último CEE, en el cual, aún continúo trabajando. En este Centro Especial de Empleo fui subrogado en mayo del 2019, desempeñando mis funciones en una instalación deportiva municipal; este Centro Especial de Empleo desde el primer momento mintieron, engañaron, nos pedían favores sin recibir ningún tipo de compensación e incluso llegaron, en algún momento puntual, a amenazar.

Este Centro Especial de Empleo se rige por el XV Convenio colectivo general de centros y servicios de atención a personas con discapacidad, pero haciendo referencia al trabajador, todo son pegas y excusas y no reconocen los derechos de los trabajadores en la mayoría de las ocasiones. La licitación indicaba que el Convenio que debería de aplicarse sería el Convenio Provincial de Instalaciones Acuáticas, pero la empresa ha hecho oídos sordos a su aplicación y el organismo que adjudicó la licitación a este Centro Especial de Empleo no quiere saber nada de este asunto aduciendo que es un problema de la empresa y los trabajadores.

Yo, actualmente, me encuentro de baja laboral por sufrir de dolores que aparecieron por cambiarme del puesto de trabajo que realizaba, taquillero, ignorando el contrato firmado en el momento de ser contratado, y el trabajo que realizo en estos momentos es Mantenimiento perjudicando bastante la discapacidad que tengo, producida principalmente por tener un elevado grado de escoliosis. Pero el Centro Especial de Empleo no ha realizado ningún estudio para conocer mi discapacidad ni ha valorado si el puesto de trabajo de mantenimiento es adecuado a la discapacidad que tengo.

Además de todo esto, el Centro Especial de Empleo no ayuda en ningún momento a que se progrese en el trabajo realizado, como tampoco ayudan a crear un buen ambiente de trabajo, como tampoco ayudan para que tengamos un futuro profesional fuera del Centro Especial de Empleo.

En estos años, los Centros Especiales de Empleo han aumento su número a consecuencia de las facilidades que ofrecen el Gobierno y las Comunidades Autónomas, pero sin cumplir el fin para el cual nacieron, que no es otro que servir de puente a las Personas Con Discapacidad (PCD) para saltar al mercado laboral ordinario. Convirtiéndose actualmente en explotadoras de trabajadores con discapacidad y beneficiar se la cantidad de subvenciones que reciben con el único fin de enriquecerse.

Mi opinión es que estas empresas deberían de desaparecer, junto con el Convenio que las regula, pues realizan una discriminación entre trabajadores “normales” y trabajadores con discapacidad realizando el mismo trabajo.

De igual manera se debería de aumentar el porcentaje de contratación de trabajadores discapacitados, tanto en la empresa pública como en la privada, pues por desgracia, en muchas ocasiones, demasiadas la única salida que le queda al trabajador con discapacidad es trabajar en estas empresas llamadas Centros Especiales de Empleo.

En esta experiencia que nos traslada Óscar, vemos la manera habitual en el trato con los empleados con discapacidad que están prestando sus servicios en estos Centros, en los cuales, en la gran mayoría de ellos, pues por suerte, no todos los Centros Especiales de Empleo actúan igual, son la minoría. En la mayoría de los CEE no existe inclusión, sino segregación y se aprovechan del miedo a perder el trabajo, por que les hacen ver que tienen un trabajo gracias a ellos y, en el mercado laboral ordinario no encontrarían ocupación.

Gracias Óscar por hacernos llegar tu experiencia.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre