Más del 70% de la plantilla ha secundado la huelga en Renfe, para exigir que se cumpla lo aprobado en su convenio colectivo, así lo ha afirmado el sindicato convocante, CCOO.

CCOO valora positivamente el seguimiento de la huelga convocada hoy, a pesar de los abusivos servicios mínimos, similares a los impuestos con ocasión de la convocatoria de huelga general del 8 de Marzo de 2018 y que la Audiencia Nacional anuló al considerarlos excesivos, dando la razón al sindicato y condenando en costas a la Administración.

El seguimiento de más del 70% de la plantilla confirma las denuncias de CCOO sobre el incumplimiento del convenio colectivo por parte de la empresa. “Secundamos masivamente la huelga para exigir el crecimiento real del empleo, una distribución de la jornada anual que realmente ayude en la conciliación de la vida laboral y personal, y la consolidación de los incrementos salariales ligados al aumento de la productividad”.

Tras este éxito de seguimiento, el sindicato afirma que si la dirección de Renfe no atiende sus reivindicaciones, se plantearán extender las movilizaciones durante el verano.

Servicios mínimos

Una vez más, Renfe y el Gobierno limitan el libre ejercicio de un derecho constitucional y fundamental, como es el derecho de huelga, imponiendo unos servicios mínimos que, desde CCOO, consideran abusivos.

Entre el 75% y el 50% de las circulaciones de Cercanías; en trenes de Media Distancia se establece el 65% de los servicios habituales; en los servicios de AVE/Larga Distancia circulan el 72%; y respecto a los trenes de Mercancías, se establece un porcentaje del 25%.

Para CCOO, este nuevo atropello por parte de Renfe y del Ministerio de Fomento respecto a los servicios mínimos, a sabiendas de que en anteriores ocasiones estos porcentajes de servicios mínimos han sido anulados por la Justicia, es una demostración palmaria de su falta de respeto por las reglas del juego democrático. “Actuaciones de esta índole no van a conseguir que CCOO abandone la defensa de los derechos de las trabajadoras y trabajadores”, afirman.

CCOO reitera que siempre mantendrán abiertas las vías de diálogo y que estas movilizaciones son la última salida contra una gestión “dictatorial” de las relaciones laborales, pero que de continuar la actitud empresarial, no se descartan nuevas convocatorias de paros laborales en Renfe si las negociaciones en curso sobre movilidad, empleo y externalizaciones siguen bloqueadas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre