Uno de los puntales que sustentó la estrategia de Emilio Saracho para «destruir» al Popular fue la política de comunicación, tal y como han reconocido la práctica totalidad de los ex consejeros que han declarado en la Audiencia Nacional. El sistema era sencillo: filtrar todo tipo de noticia negativa para generar el pánico en el mercado y en los clientes. De este modo, se lograban dos objetivos: abaratar el precio de la acción para colocar a la entidad a tiro de una operación corporativa de venta barata y provocar una crisis de liquidez.

Diario16 ha accedido, en exclusiva, a la carta que remitió en diciembre de 2016 —mes en el que Saracho ya presidía el banco de manera extra oficial en espera de que su nombramiento fuera aprobado en una Junta Extraordinaria de Accionistas— el director general de Comunicación, Carlos Balado, al secretario general del Consejo, Francisco Aparicio Valls.

En esa misiva se decía, entre otras cosas, lo siguiente:

«Es inaudito que el área de comunicación tenga que afrontar situaciones fuera de control generadas por consejeros del banco, en contra de los intereses de la entidad y de la política de comunicación fijada por el máximo responsable.

» Las fugas de información son, por definición, atribuibles a quienes no siguen las instrucciones del área de comunicación y tienen un efecto pernicioso, pero cuando proceden de los consejeros, perjudican la imagen de la entidad, sitúan a los demás medios en contra del banco, distorsionan gravemente los hechos y dañan la reputación de la entidad de sus profesionales y, sobre todo, de quienes trabajamos en esta área.

» He vivido a lo largo de mi vida profesional situaciones similares de fugas de información, pero nunca unas actuaciones tan irresponsables y desconsideradas hacia el equipo de Comunicación, Marca y Relaciones Corporativas, como ha ocurrido en este caso».

Esta carta, escrita 6 meses antes de la resolución, ya indicaba claramente cómo iba a ser la estrategia de Emilio Saracho, heredada, en parte, por la que ya había ejecutado Antonio de Valle para provocar la dimisión de Ángel Ron después de que éste se negara a que el accionista mexicano se hiciera con el control de la entidad.

La comunicación de Carlos Balado muestra también que la política de Saracho conducía a situaciones fuera de control que perjudicó gravemente al Banco Popular tanto en su imagen hacia el mercado y clientes como en todo lo referente a lo reputacional. La estrategia iba en contra de la máxima de la banca comercial «la mejor noticia para un banco es no dar ninguna noticia».

Las filtraciones de informaciones negativas también aparecen mencionadas en el informe de los peritos del Banco de España, en el que se afirma categóricamente, a través del testimonio de un inversor, que fue muy sorprendente que desde que Saracho llegó a la presidencia no se diera ninguna noticia positiva cuando las hubo, tal y como revelaron los resultados del primer trimestre, por ejemplo.

Esta es otra prueba de que la operación estaba preparada de antemano. Saracho se aprovechó de la rebelión de Antonio del Valle y Reyes Calderón, a los que luego traicionó para favorecer al Santander.

Las filtraciones, tal y como hemos publicado en el día de hoy, iban encaminadas a dar la peor imagen posible del Popular. Así ocurrió, por ejemplo, con la reexpresión de las cuentas, con la salida de Pedro Larena, con la posible quiebra (noticia falsa que hizo un daño irreparable) o con la inacción desde el departamento de Comunicación tras la filtración a Reuters, inacción derivada de la propia actitud de Saracho al afirmar que eso no tenía importancia porque esas declaraciones de Elke König eran un «refrito» de la entrevista de Bloomberg.

Por tanto, la carta de Carlos Balado de diciembre de 2016 no hace más que confirmar que todo estaba «atado y bien atado», preparado al milímetro. Tanto es así que el Santander no tuvo problema en ponerse a negociar en el mes de mayo de 2017 con LoneStar y BlackStone la operación de venta de activos inmobiliarios del Popular. Habrá más, porque hay mucho más.

1 Comentario

  1. Hola y buenas tardes,a dia de hoy viernes y con toda la que nos esta cayendo encima con la pandemia del covi 19 y que esta grandissima hija de la gran puta de la botina,no se haya dignado a negociar con los robados del banco popular,SEÑORES ACCIONISTAS Y FAMILIARES,SI CREEN QUE NO HA LLEGADO EL MOMENTO DE ESTAR MAS UNIDOS Y SALIR A LA CALLE A RECUPERAR LO QUE ES NUESTRO,QUE VENGA DIOS Y LO VEA,LAS AUTORIDADES NO TENDRAN CONCIENCIA DE PARARNOS,O LO ARREGLAN POR LAS BUENAS O POR LAS MALAS YA ESTAMOS CANSADOS DE TANTA MENTIRA DE ABOGADOS,CHARLATANES QUE LO UNICO QUE NOS QUEDA ES DEFENDERNOS NOSOTROS MISMOS POR NUESTROS DERECHOS,VAMOS TODOS JUNTOS 654510152

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre