El lehendakari Urkullu, presidente de Euskadi, que en principio era reacio al toque de queda, ha cambiado de idea y solita ahora el estado de alarma a Pedro Sánchez en este caso para toda España, pero con “mando y gestión de cada autonomía”.

El lehendakari Iñigo Urkullu ha enviado al presidente Pedro Sánchez “una solicitud formal de un estado de alarma en todo el Estado que quede en manos de los presidentes autonómicos”. 

El lehendakari recuerda que las limitaciones a las que se enfrenta el Gobierno autonómico se vieron aumentadas con el auto del Tribunal Superior de Justicia vasco. Se trata, ha destacado, de “responder de forma más adecuada a la pandemia.  Nos va a permitir seguir dando la prioridad a la salud pública”. 

“Creo que es necesario que haya una declaración de estado de alarma que afecte al conjunto del Estado y que se faculte a los presidentes de comunidades autónomas de manera delegada para su gestión”, ha señalado Urkullu.

Urkullu ha explicado que ha escrito a Pedro Sánchez y que le ha agradecido la comunicación. Sánchez a su vez le ha contestado que lo va a estudiar con preocupación.

El lehendakari ha comunicado también su decisión a otros presidentes autonómicos. “Hasta el día de ayer creíamos que teníamos competencias. Nos encontramos con el fallo judicial, tenemos ante nosotros una situación. Lo importante es que podamos garantizar y preservar la salud de las personas enfermas y de todas las personas, garantizar la gestión sanitaria. Todo esto es lo que ha hecho plantear esta petición al presidente del Gobierno español”. 

El lehendakari, he recordado que desde la fase 3, en el pasado mes de junio, se capacitó a los presidentes autonómicos para solicitar el estado de alarma. Urkullu dice que contempla dentro de las medidas que permitirá el estado de alarma la limitación de la actividad nocturna, excepto situaciones de emergencia, y confinamientos perimetrales de las zonas más afectadas. «No me gusta la expresión toque de queda».

Estado de alarma

Urkullu, sobre las circunstancias que le han llevado a pedir el estado de alarma, ha afirmado que “ayer estábamos en una situación apremiante ante las medidas que entraban en vigor a las 24 horas. No se decidió en el consejo interterritorial pedir un toque de queda. Hoy el presidente español ha comparecido para decir que estamos en una situación grave. Si se está pensando en un toque de queda, adoptemos las decisiones cuanto antes. No quiero polémicas, ni medallas. Estamos en una situación grave. Lo que importa es la salud de las personas. Es un criterio compartido por otros presidentes”. 

medidas previstas

«Iremos viendo según las tasas acumuladas, según los municipios afectados. Habrá que evaluar la movilidad, que en Euskadi es muy alta». «El sistema hospitalario, hoy por hoy, no está en riesgo», ha asegurado. 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre