Mientras la derecha hace hasta del tipo de mascarilla más apropiado para llevar los ciudadanos un tema político, la Comisión Europea zanja la polémica al no recomendar el uso de las FFP2 para el gran público.

Se trata de mascarillas, como ya adelantara en España Fernando Simón, indicadas para el personal sanitario y con unos niveles de filtraje por lo general superiores al 92%, en línea con el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC).

La utilización de esas mascarillas de mayor filtración ha irrumpido en el debate europeo después de que Francia las recomiendes y Alemania las haya hecho obligatorias en lugares cerrados como con el transporte público y comercios ante las nuevas variantes de la COVID-19.

También en España, algunas comunidades como Galicia, apuntaban la necesidad de que todo el mundo las utilizara para salir a la calle o entrar, especialmente, en espacios cerrados.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLos palos del sombrajo
Artículo siguienteEl PSOE de Madrid exige la dimisión inmediata de la directora gerente del Hospital Universitario Príncipe de Asturias
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre