Europa será la mayor potencia del mundo en cannabis legal en los próximos cinco años. Y es que la UE tiene las tasas mundiales  más  altas de consumo de este producto, y Francia representa la mayoría, ya que el 11% de  su  población consume cannabis con regularidad.

El  consumo de cannabis en la UE se prevé  que convertirá a Europa en el mayor mercado de cannabis legal en los próximos cinco años, según los expertos convocados en CannaTech Davos 2020. Tomaron como referencia para sus predicciones que Europa representa el 9.78% de la población mundial, aproximadamente 740 millones de personas repartidas en 28 países. Es decir es más del doble del tamaño de la población de los Estados Unidos y Canadá juntos, según informa La Celosía.

Salud

Los ponentes, que destacaron el papel económico del cannabis en el futuro de la salud, también abordaron entre otros temas, los próximos mercados emergentes para el cannabis, las perspectivas de este negocio para el mercado de capitales; el camino hacia la construcción de una marca global de cannabis así como las regulaciones en marcha en los distintos países.

Los analistas predicen que para 2030 los Estados Unidos alcanzarán los 75.000 millones de dólares en ventas legales de cannabis. Solo por estas razones, el acceso a la entrada al mercado en la UE es una alta prioridad para las empresas no nacionales que buscan expandir su presencia global.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anterior¿A quién tiene España por “referente”? ¿Por qué no a Suiza…?
Artículo siguienteGarzón, el justiciero contra el lobby del juego
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre