Imagen que quedó grabada en la memoria de los españoles del supuesto baño de Fraga en Palomares.

La Comisión Europea (CE) ha dado plazo -53 años después- a España hasta finales del próximo año para dar a conocer los “progresos» del plan de limpieza «definitivo» de la playa de Palomares (Almería) que fue contaminada por un bombardero estratégico estadounidense B-52 y un KC-135 de reaprovisionamiento en vuelo (cargado con 110.000 litros de combustible) que colisionaron a 10.000 metros sobre la costa del Mediterráneo, en el espacio aéreo de Palomares en 1966.

Más de medio siglo después de aquel acontecimiento, nadie duda -informes de Ecologistas en Acción y de Seguridad Nacional lo demuestran- las radiaciones que todavía hoy se mantienen en dicha costa de Almería.

Pero el espaldarazo definitivo a demostrar que esta playa sí quedó contaminada tras el accidente del avión norteamericano vino desde EEUU. De hecho, tal y como ya informó Diario16, el Tribunal de Apelación dictaminó que los veteranos habían desarrollado enfermedades tras estar expuestos a la radiación ionizante mientras limpiaban el desastre tras la caída de cuatro bombas nucleares en Palomares (Cuevas de Almanzora, 1966). Por ello, estos soldados han conseguido por fin el derecho que les otorga su estado para demandar beneficios por discapacidad por sus enfermedades. Previamente, y durante las últimas décadas, a todos ellos se les negó este derecho.

La demanda -muy sonada en EEUU y que casi pasó desapercibida en España- fue colectiva y encabezada por el veterano Víctor Skaar, un sargento jefe de la Fuerza Aérea retirado que participó en la limpieza. Skaar desarrolló leucemia y entiende que está relacionada con la exposición a la radiación. En su momento, le dijeron que su nivel de exposición estaba uy por debajo del nivel requerido para causar una discapacidad y la Junta de Apelaciones de Veteranos negó su reclamo, según informa el Diario de Almería.

Leyenda franquista

Quiso la política de marketing del franquismo que el grave incidente ecológico quedara en el recuerdo de los españoles de la época -gracias al Nodo- como el supuesto baño del entonces ministro de Turismo, Manuel Fraga, con el embajador de EEUU, en la playa de Palomares.

Lo cierto es, tal y como ya publicó Diario16, que el baño televisado de Fraga no tuvo lugar realmente en Palomares, sino en otra playa de la costa almeriense. Una leyenda franquista que se convirtió en realidad en la mente de los españoles.

Europa

Así las cosas, Europa ha solicitado a España que complete la «recomendación» que ya formuló en 2010 para dar cumplimiento al artículo 35 de Tratado Euratom para «eliminar» el suelo contaminado para su «deposito de forma segura» en un almacenamiento «a largo plazo».

El informe señala que hace una década la CE recomendó que se llevase a cabo en Palomares el Plan de Rehabilitación «español», aprobado de hecho en el año 2010, y la limpieza de la tierra «para evitar cualquier inaceptable riesgo radiológico» en especial en las zonas 2,3 y 6 «teniendo en cuenta la muy larga vida media» de los «contaminantes» allí presentes.

Recoge que, dentro de las áreas contaminadas y según el informe realizado entonces, en algunos lugares se registraba «una exposición para miembros del público de más de 1 mSv por año, superior en ciertas zonas 5 mSv por año».

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre