El Parlamento Europeo ha votado este jueves su propuesta de creación de certificados verdes digitales, allanando el camino para las negociaciones con el Consejo de la Unión Europea para abrir el reglamento sobre este sistema que facilite la circulación dentro de Europa antes de la apertura de la temporada turística de verano.

En una votación celebrada durante la sesión plenaria de la Asamblea Europea en Bruselas, los eurodiputados decidieron con 540 votos a favor, 119 en contra y 31 abstenciones, mientras que la centrada en los nacionales de terceros países recibió 540 votos favorables, 80 en contra y 70 abstenciones. La votación tuvo lugar el miércoles y los resultados se anunciaron al pleno el jueves.

Tanto el Parlamento como el Consejo están ya preparados para iniciar las negociaciones. El objetivo es lograr un acuerdo antes del inicio de la temporada turística de verano.

Los titulares del certificado UE COVID-19 no deberían estar sujetos a restricciones de viaje adicionales, como cuarentena, autoaislamiento o test, según el Parlamento. Los eurodiputados también reclaman que, para evitar discriminación contra los no vacunados y por cuestiones económicas, los países deben asegurar «posibilidades de test universales, accesibles, oportunas y gratuitas».

El Parlamento quiere asegurar que el certificado europeo es compatible con otras iniciativas a nivel nacional, que en todo caso deberán respetar el mismo marco legislativo.

El certificado digital verde será aceptado en todos los Estados miembros de la UE. Contribuirá a garantizar que las restricciones actualmente en vigor puedan suprimirse de manera coordinada.

Al viajar, todo ciudadano de la UE o de un tercer país que se encuentre o resida legalmente en la UE y esté en posesión de un certificado digital verde debe quedar exento de las restricciones a la libre circulación de la misma manera que los ciudadanos del Estado miembro visitado.

Si un Estado miembro sigue exigiendo a los titulares de un certificado digital verde someterse a cuarentena o a una prueba, deberá notificarlo a la Comisión y a todos los demás Estados miembros y justificar su decisión.

La Comisión Europea creará un portal que permitirá verificar todas las firmas de certificados en toda la UE. Los datos personales codificados en el certificado no pasarán por el portal, pues no es necesario para verificar la firma digital. La Comisión también ayudará a los Estados miembros a desarrollar un programa informático que las autoridades puedan utilizar para comprobar los códigos QR.

La Comisión está colaborando con la Organización Mundial de la Salud para que los certificados expedidos en la UE se reconozcan también en otros lugares del mundo. La Comisión está en contacto asimismo con la OACI, la organización internacional que representa al transporte aéreo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre