martes, 26octubre, 2021
14.2 C
Seville

Europa culpa a Rusia del asesinato del opositor Alexander Litvinenko

Mientras moría en el hospital, Litvinenko culpó al presidente ruso Vladimir Putin de su muerte

Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

Sánchez ha provocado que el PSOE no le interese a nadie

A nadie le amarga un dulce, dice el adagio popular. Si lo trasladamos a la política, en concreto, nadie disfruta más de un baño...

El Repaso del 25 de octubre: caso Alberto Rodriguez, simulacro en Nueva York y noticias de actualidad

Como cada día en El Repaso analizamos las principales noticias de actualidad. No te pierdas El Repaso de hoy, donde analizamos el caso de...

Sánchez comienza a gobernar utilizando métodos franquistas

Pedro Sánchez se encuentra en una situación límite en la que podría encontrarse en los próximos días sin socios en el gobierno y en...

Los gobiernos condenan al planeta a un desastre climático total

Los gobiernos proyectan un aumento colectivo de la producción mundial de petróleo y gas a lo largo de las próximas dos décadas, a pesar de haber...
- Publicidad-

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha declarado este martes que «Rusia fue responsable del asesinato de Alexander Litvinenko en el Reino Unido», el exespía envenenado en Londres con polonio-210. Mientras moría en el hospital, Litvinenko culpó al presidente ruso Vladimir Putin de su muerte.

Los jueces consideran que “existe una fuerte presunción” de que los autores del envenenamiento, identificados por la investigación británica del asesinato , “actuaron como agentes del estado ruso”.

Moscú no proporcionó una explicación alternativa «satisfactoria y convincente», «ni refutó las conclusiones de la investigación pública británica», señalan. Al mismo tiempo, las autoridades rusas «no llevaron a cabo una investigación interna eficaz» que les permitiera identificar y procesar a «los responsables».

Litvinenko, a quien se le había concedido asilo en el Reino Unido a finales de 2000, fue hospitalizado el 1 de noviembre de 2006 tras beber té con polonio 210, un elemento muy difícil de obtener y al que normalmente sólo los Estados tienen acceso . Murió el 23 de ese mes, a los 43 años.

El exespía había ascendido a teniente coronel en el FSB (Servicio Federal de Seguridad, el nuevo nombre de la KGB), donde su último jefe fue Putin. Tras dejar los servicios secretos, escribió un libro en el que acusó al FSB de estar detrás de los  ataques a bloques de apartamentos en varias ciudades rusas,  atribuidos a separatistas chechenos y utilizados, según Litvinenko, para justificar la segunda invasión de Chechenia en 1999.

En el exilio, colaboró ​​con los servicios secretos británicos y continuó criticando a Putin y al FSB, denunciando el vínculo entre los servicios secretos rusos y el crimen organizado.

Diez años de la muerte de Litvinenko

Diez años después de la muerte de Litvinenko, la investigación pública abierta en el Reino Unido y presidida por el juez Robert Owen concluyó que el envenenamiento fue «probablemente» aprobado por Putin.

“La operación del FSB probablemente fue aprobada por el ex director del FSB, Nikolai Patruchev, y también por el presidente Putin”, afirma el juez Owen. El magistrado dijo que estaba seguro de que otros dos exmiembros de la KGB habían envenenado a Litvinenko: Andrei Lugovoi, que mientras tanto era diputado de un partido nacionalista ruso, y Dmitri Kovtun, que se había convertido en empresario . Rusia siempre se ha negado a extraditar a los dos sospechosos.

Al señalar la existencia de «una dimensión personal del antagonismo» entre Litvinenko y Putin, el juez Owen no dejó lugar a muchas dudas. “En términos generales, estoy convencido de que miembros de la Administración de Putin, incluido el propio presidente y el FSB, tenían motivos para actuar contra Litvinenko, e incluso para matarlo, a finales de 2006”, afirmó luego. En el momento de su muerte, el exespía estaba investigando el asesinato  de la periodista Anna Politkovskaya en Moscú.

Cinco años después, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) emite las mismas conclusiones que en su día realizó la investigación británica que declararó a Rusia culpable de violaciones del artículo 2 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que garantiza el derecho a la vida, y del artículo 38, que exige a los estados proporcionar al TEDH todos los documentos necesarios para el examen de un caso, con el juez expresando una “opinión divergente” sobre la violación del derecho a la vida.

El TEDH ordenó a Rusia pagar 100.000 euros en daños inmateriales a la viuda, Marina Litvinenko , quien llevó el caso contra Rusia a los jueces de Estrasburgo.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Las jugadoras de pádel se plantan en el Campeonato de España porque los chicos cobran primas que a ellas les niegan

Este año el Campeonato de España de pádel no contará con el torneo femenino. Las jugadoras se plantan porque les niegan unas primas que...

Men in Black

Como cada mañana desde que cumplió los 16, Atilano, el tío Chavos, emprende camino a la cantina. Allí, departe con otros compañeros, ellos lo...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Las jugadoras de pádel se plantan en el Campeonato de España porque los chicos cobran primas que a ellas les niegan

Este año el Campeonato de España de pádel no contará con el torneo femenino. Las jugadoras se plantan porque les niegan unas primas que...

Men in Black

Como cada mañana desde que cumplió los 16, Atilano, el tío Chavos, emprende camino a la cantina. Allí, departe con otros compañeros, ellos lo...