viernes, 19agosto, 2022
24.6 C
Seville

Eugenio, el recuerdo del humor de la mínima expresión

El documental que lleva su nombre recuerda la vida atormentada del cómico catalán, que hizo de su voz y una puesta en escena minimalista su insignia, que le catapultaría a la fama

Jorge Martín
Jorge Martín
Graduado en periodismo y con un Máster en Locución. Creador y escritor de Rebobinando el cine. Cinéfilo y fotógrafo.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Es fácil identificar en el recuerdo a Eugenio Jofra i Bafalluy, basta con pensar en la coletilla con la que comenzaba todos sus chistes: “¿Saben aquel que diu…?”. Un documental que arrasa estos días en la plataforma Filmin bucea en la vida de uno de los personajes más populares de este país durante dos décadas, en el que el tono nasal, el fuerte acento catalán y un rostro impasible le catapultaron a la fama entre carcajadas.

La película recorre la vida de Eugenio desde sus inicios musicales junto a su entonces esposa, con quien formó el dúo Els Dos y estuvo cerca de representar a España en Eurovisión, hasta su declive personal y artístico por culpa de las adicciones y la depresión. En el epicentro, el apogeo de un cómico que convirtió lo de contar chistes en un arte y que fue una de las figuras más populares de la España de los años 80. La película cuenta con el testimonio de familiares y amigos, así como de cómicos como Carlos Latre que ayudan a entender la relevancia de Eugenio en el humor español.

El amplio archivo fotográfico y de películas caseras de la familia Jofra y las numerosas apariciones televisivas del cómico sustentan la película dirigida por Xavier Baig y Jordi Rovira.

“El secreto de Eugenio era una suma de tono, timbre y pausa”, define el psicólogo Antonio Bolinches en el documental. La camisa negra abierta por la que asoma un cadenón de oro y las gafas de sol fueron el uniforme de un artista que, como le ocurría al Andy Kaufman que Jim Carrey encarnó en ‘Man on the Moon’, llegó un momento en que no pudo distinguir a la persona del personaje. Cuando ya se dio cuenta, fue demasiado tarde. Falleció a los 59 años, la noche en la que nacía su primera nieta, dejando atrás un legado de humor y una ristra de chistes interminables para el recuerdo.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. es evidente que dan por el pito mas de lo que vale. Si quieren humor vean y escuchen el humor argentino. Si quieren algo que mejora mucho lo descripto de Eugenio, prueben con Cacho Garay (mendocino), o Cacho Buenaventura (cordobés), algo mas intelectual Marcos Mudstock (Les Luthiers) y verán que la leyenda no es tal.
    MHO

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído