Esta es una historia real, una historia digna de denuncia, donde voy a cambiar nombres, pero que igual que en este caso concreto, pasa día a día con miles de casos similares en nuestro país.

Dani, 3 años recién cumplidos, empieza P3 en colegio trilingüe, de una sola línea, de su ciudad. Es concertado, sus padres han de hacer un gran esfuerzo para cubrir los gastos, pero su prioridad es que su hijo reciba una buena educación y, ante todo, que esté en un centro humano, donde la prioridad número uno sea el bienestar emocional del niño.

Dani, a sus 3 años recién cumplidos en septiembre, todavía no habla. Sus frases son ininteligibles, pero el niño, usando distintos recursos, se hace entender.

PROFESIONAL 1. PEDIATRA; Los padres, en vista de que Dani parece ir más lento que el resto de niños de su edad sobre el tema del habla, consultan en diversas ocasiones a su pediatra si esto es normal, y la respuesta que reciben es siempre la misma; “Conocéis a algún niño que de mayor no hable? Pues ya está, hablará”. Sus padres, ante tal tranquilidad por parte del profesional en el que confían, se quedan tranquilos.

PROFESIONAL 2. COLEGIO; El colegio, en un inicio, no da tampoco importancia al hecho de que el niño no hable, dando por hecho que cada niño tiene su ritmo. Por otro lado, tampoco menciona si el hecho de que sea trilingüe puede ser perjudicial para el niño, ya que parece que tienen un gran método de enseñanza y las cosas han de fluir. Los padres de Dani confían en el criterio de la directora y tutoras del niño (tiene dos) y se quedan tranquilos pensando que están dentro de la “normalidad” en su desarrollo.

Transcurre P3. Durante el curso los padres han recibido el feedback de que el niño, a pesar de seguir sin prácticamente hablar, está contento, y esa es la prioridad.

FIN P3; Dani acaba P3. Sus padres quedan para la reunión de fin de curso con su tutora. Para su sorpresa, el mensaje de la tutora es muy negativo (después de 10 meses en el colegio). Parece ser que Dani no encaja bien con sus compañeros, el hecho de no hablar le frustra y entra en conflicto con los mismos. Además, Según dice la tutora, Dani no llega a los mínimos que en P3 se trabajan. El miedo que la tutora dice tener de cara a P4 es, con estas mismas palabras, que los niños en P4 se rían de él, ya que ni habla bien, ni llega a los mínimos, es decir, no parece que sea un niño mínimamente inteligente.

Toda esta información daña mucho a los padres de Dani, ya que hasta ese momento estaban tranquilos pensando que Dani estaba bien, y todo encajaba.

VUELVEN A CONSULTAR CON EL PEDIATRA; éste insiste, Dani está dentro de la normalidad.

INICIO P4; Dani empieza el colegio ilusionado, pero en octubre, menos de un mes después de haber empezado, empieza a transmitir a su madre, de forma bastante constante, que lo han castigado. Al ser su lenguaje muy inmaduro, no puede detallar los motivos de dichos castigos, pero la realidad es que el feedback que la nueva tutora de Dani, en general, siempre es negativo; Dani hace mal las cosas, se comporta mal. Cuando la madre de Dani expresa sus dudas sobre los constantes castigos a Dani, la directora se muestra ofendida. No dan soluciones.

PROFESIONALES 3 Y 4. ESTOMATÓLOGA Y ALERGÓLOGA; Dani tiene constantes dolores de barriga y diarreas constantes. Lo lleva a hacer pruebas de intolerancia, alergias, incluso celiaquía. La conclusión de los doctores es que no padece ninguna de estas afecciones, pero que Dani es un niño de estómago sensible, y simplemente ha de tomar alimentos suaves. No se propone ansiedad en ningún momento.

PROFESIONAL 5. PSICÓLOGA 1; En noviembre, con 4 años recién cumplidos, la directora del colegio reúne a los padres de Dani y les expone que éste tiene actitudes muy disruptivas en clase, que rompen el ritmo de la enseñanza, por lo que proponen que Dani vaya a un psicólogo, concretamente los deriva a una amiga suya. Hacen dos meses de pruebas con dicha psicóloga, para comprobar si Dani tiene alguna problemática más allá de que le cuesta hablar y eso le crea frustración. En enero, la psicóloga llama por teléfono a la madre de Dani, y le dice que ha roto aguas (estaba embarazada) y que no va a poder seguir con él. Le da el diagnóstico por teléfono a la madre en ese momento; “No necesito hacer un informe, es sencillo. Dani tiene actitudes que son molestas, pero no le pasa nada, no tiene ningún problema. El único consejo que te puedo dar es que lo eduquéis en positivo”.

Los padres de Dani ya empiezan a sospechar que algo va mal, pero no con Dani, sino con el colegio y con los profesionales a los que hasta ahora se han dirigido.

PADRES DE COMPAÑEROS; Dani lo está pasando mal, le cuesta mucho hablar y se transforma en un niño muy físico. Ello provoca que ciertos padres de niños de su clase, niños de 4 años, empiecen a criticarlo, a marginarlo, a apartarlo, a juzgarlo, a hacerle el vacío (¿Existe el concepto bulliyng de padres?)

PROFESIONAL 6. PSICÓLOGA 2; Los padres de Dani deciden acudir a otra psicóloga, ya que consideran que la primera no hizo absolutamente nada con el caso, ni supo dar respuesta al respecto. La nueva psicóloga considera que primero ha de analizar el ambiente familiar en casa de Dani. Coherente, pero alarga las sesiones más de un mes. No encuentra el momento de ver a Dani.

BÚSQUEDA DE NUEVO COLEGIO; En febrero de P4, la madre de Dani llega a la clara conclusión de que Dani en este colegio no está encajando. Dani cada vez está más triste.

PROFESIONAL 7. COLEGIO 2; La madre de Dani recorre todos los colegios a los que puede optar. Finalmente logra conocer uno donde la educación en valores es la especialidad. Un colegio inclusivo, donde el discurso del director está a años luz tanto en conocimientos, como en empatía, de lo que está el discurso del actual colegio. No hay plazas.

PROFESIONAL 8. CONSORCIO; La madre de Dani se dirige al consorcio de educación de su ciudad, y explica el caso de Dani, para solicitar plaza en este nuevo colegio. La chica de recepción le dice q la madre que si no hay plaza es imposible aceptarlo, y que si considera que Dani no está bien en el colegio actual, que la educación infantil no es obligatoria, y que simplemente no lo escolarice.

El director del nuevo colegio, dado que ve que el caso de Dani denota claramente un tipo de apoyo especial, quiere colaborar para que se le dé la plaza. Necesitan un informe de la psicóloga. Ésta se niega a hacerlo, todavía no ha encontrado el momento de conocer a Dani. Dejan de visitarse con ella.

PROFESIONAL 9. LOGOPEDA; Dani empieza a hacer dos sesiones semanales con una logopeda, que se alargarán casi dos años. Mejora lentamente, pero avanza algo. Ésta no llega a dar diagnóstico en ningún momento.

AMIGA DE DANI, 4 AÑOS; cuando ya están a punto de acabar P4, la niña explica que Dani, en clase, se sienta en la mesa “de los malos” siempre, él solo. Automáticamente, los padres de Dani contactan con su tutora, y ésta se disculpa diciendo que desde hace unos 4 meses Dani se sienta él allí solo ya por inercia, que no es culpa de ella. La tutora se pone a llorar y se disculpa, diciendo que no ha sabido llevar a Dani, y que realmente lo que ella cree es que Dani es AUTISTA, concretamente habla de ASPERGER. Ante tal afirmación, los padres de Dani se alarman y deciden llevarlo a hacerle pruebas.

CONSORCIO Y NUEVO COLEGIO; Tras 6 meses de lucha de los padres de Dani por lograr la plaza para el nuevo colegio, finalmente se les concede gracias al enorme esfuerzo del nuevo director.

PROFESIONAL 10. CDIAP (Centro de desarrollo infantil y atención precoz); hacen una semana de pruebas. Diagnóstico; no sufre ninguna problemática intrínseca, pero que Dani está deprimido, se considera una mala persona, y tiene la autoestima muy limitada. El Cdiap descarta el autismo. Creen simplemente en una mala gestión por parte del antiguo colegio.

PROFESIONAL 11. PROFESORA DEL ANTIGUO COLEGIO; Una profesora, llevada por los “remordimientos” sobre el caso de Dani, y en confianza a su madre, le confiesa que Dani estaba constantemente castigado (cosa que el colegio negaba).

DANI; cuando Dani ya sabe que no volverá a ese colegio, de repente le pregunta a su madre que porqué XXXX (psicóloga de apoyo en el centro) cuando estaba mamá delante estaba contenta, y cuando mamá no estaba delante, estaba enfadada.

NUEVO COLEGIO; Dani empieza en el nuevo colegio y su cambio de estado de ánimo es radical. Mejora mucho. Dani se adapta y empieza a estabilizarse a nivel emocional. Deja de sufrir diarreas. Parece que los problemas de estómago eran un problema de ANSIEDAD.

PROFESIONAL 12. PSICÓLOGA 3; Con la mejoría en la nueva escuela, sus padres deciden complementarlo con una nueva psicóloga como apoyo. Es una mujer de amplia experiencia, y tiene buenas referencias. Visita a Dani durante unas semanas, considera que éste viene de una depresión que gracias al nuevo entorno escolar está superando. Repentinamente, por temas profesionales, lo tiene que derivar a otra psicóloga.

PROFESIONAL 13. PSICÓLOGA 4; la chica a la que lo deriva es una chica joven, quizás con la carrera terminada, pero de un perfil a nivel de experiencia completamente distinto a la anterior. Es una chica muy agradable, a Dani le gusta mucho, pero la única conclusión a la que llega es que es un niño muy inteligente, y que parece que tenga unos dos años más de los que tiene. Tampoco da diagnóstico.

PROFESIONAL 14. EAP (Equipo de asesoramiento y orientación psicopedagógica); El colegio, que se interesa muchísimo por el caso de Dani, acude al EAP. El trato es muy bueno y deciden poner una persona de refuerzo para Dani durante ciertas horas, fijas, semanales.

PROFESIONAL 15. PSICÓLOGA 5; psiconeuróloga y logopeda. Empieza a trabaja con Dani, y el discurso con los padres es absolutamente más profundo, complejo, y empático de lo hasta entonces recibido. Parece que conecta muy bien con Dani y sus necesidades desde el principio.

COLEGIO. NUEVA TUTORA; La tutora de primero de primaria se vuelca absolutamente con Dani, como ya hizo la de P5, y Dani se encariña rápido con ella, yendo al colegio contento. Aun así, éste sigue teniendo actitudes disruptivas tanto en clase como en casa, no tolera la frustración, y sufre momentos de alta ansiedad.

PROFESIONAL 16. PEDIATRA 2; La psicóloga de Dani propone visita con un neurólogo, ya que considera que los impulsos de Dani pueden ser un problema neurológico, y no psicológico o educacional. La pediatra la deriva a un neurólogo en concreto.

PROFESIONAL 17. NEURÓLOGO; La madre de Dani acude al neurólogo con Dani, y portando un amplio dossier sobre las pruebas que la psicóloga le ha hecho. El neurólogo, al ver el dossier, sin leerlo, muestra indignación, explica a la madre que eso no sirve de nada, que Dani (al que no conocía) no es tonto (dicho delante de él) y que de lo que expone y propone la psicóloga no han de hacer caso. Él propone que es un niño con ALTAS CAPACIDADES. La visita ha durado 15 minutos. No ha leído el informe. La deriva a una neuróloga PRIVADA especialista en altas capacidades. Solicita un electroencefalograma de Dani.

PROFESIONAL 18. PSIQUIATRA INFANTIL; La madre de Dani presenta los resultados del electroencefalograma y el dossier de la psicóloga. A diferencia del anterior neurólogo, el psiquiatra ELOGIA EL TRABAJO AMPLIO Y DETALLADO DE LA PSICÓLOGA, pero lo que alarma a la madre de Dani es que ELOGIA EL HECHO DE QUE UNA PSICÓLOGA DERIVE A UN NIÑO AL NEURÓLOGO, YA QUE NORMALMENTE NO LO HACEN PARA SEGUIR ELLOS CON LOS CASOS.

 

DIAGNÓSTICO TRAS CASI 4 AÑOS Y MÁS DE 20 PROFESIONALES; el electroencefalograma sale anormal. Dani sufre TRES TRASTORNOS DISTINTOS. Es un caso médicamente complejo, y que requerirá de un psicólogo, un neurólogo y un psiquiatra como mínimo. La tristeza y la baja autoestima de Dani son resultado del hecho de que su cerebro no madura al ritmo que debería y eso le crea problemas de convivencia y aprendizaje. A partir de ahora, se le dará el tratamiento adecuado y específico que necesita.

 

Este escrito quiere reflejar el hecho de que haya tantísimos profesionales que, por desconocimiento, por orgullo profesional, por tema económico, por simple incompetencia, son capaces de tratar con niños indefensos, con familias que sufren, con personas que necesitan respuestas, y no quieran o no puedan ejercer su trabajo y función correctamente. Estamos hablando, en este caso, de un niño que ha pasado por un colegio donde se le ha estigmatizado y maltratado, por manos de diversos psicólogos que no se han acercado en absoluto a la problemática de Dani, que ha tenido que soportar que una profesora le diagnostique un problema de autismo o que se haya hecho creer a los padres y al propio niño que cognitivamente estaba por debajo de la media, cuando es al contrario. Dani ha tenido la suerte de tener unos padres que no se han conformado con los muchos diagnósticos erróneos que se han dado, ha tenido la suerte de que su familia se ha movido muchísimo para empezar a ver luz al final del camino. Ha tenido la fortuna de aterrizar en un colegio donde los valores están por encima del prestigio del colegio, de los ingresos y del ratio de notas. Ha tenido la suerte de encontrar, finalmente, una psicóloga que sí trabaja por amor a los niños, y sí tiene la preparación adecuada para diagnosticar y tratar al menor. Pero no todos los niños tienen esta suerte. No todos los niños tienen una familia estable que está en facultad de darse cuenta de que los “profesionales” a los que acude no están trabajando, en muchos casos, éticamente. HAY GRANDES PROFESIONALES, ES CIERTO ¿PERO NO DEBERÍAN SERLO TODOS, O COMO MÍNIMO UNA MAYORÍA? No todos los niños pueden acceder a distintos recursos por motivos de ciudad, económicos, culturales, etc. Y mi pregunta es; SI ERES UN PROFESIONAL DE “LA INFANCIA” ¿NO DEBERÍAS TENER LA PREPARACIÓN Y ÉTICA NECESARIAS PARA SERLO?.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − dos =