El mundo de las apuestas deportivas se rige por una serie de factores cambiantes que los jugadores tratan entender y combinar para obtener resultados exitosos en sus pronósticos. Las predicciones deportivas son cada vez más frecuentes y se rigen por una serie de indicadores que deben estudiarse y analizarse para obtener aciertos en los pronósticos.

Vamos con algunos conceptos que son interesantes de cara a realizar nuestras previsiones.

La racha es un elemento fundamental para realizar pronósticos deportivos. Hace referencia a la dinámica de un equipo o un deportista. Una buena o una mala racha puede servir para esclarecer las predicciones futuras, aunque ésta debe analizar para tratar de entenderla y predecir cómo continuará. El éxito radica en saber si la racha continuará o se romperá en el siguiente evento. No es tarea fácil, pero si se analiza el rendimiento del equipo en otras situaciones similares, entonces el acierto puede estar más cerca. En el mundo del fútbol, los goleadores, por ejemplo, funcionan por rachas. Si un futbolista lleva dos partidos seguidos marcando, entonces hay más posibilidades de que anote gol en el próximo encuentro. Dentro de este concepto, el aspecto psicológico juega un papel muy importante.

Si trascendente es la racha, tanto o más importancia adquiere el valor de la tendencia. Hace referencia a la dinámica que sigue un equipo durante el periodo más reciente, un mes por ejemplo. Un equipo que lleva cuatro buenos partidos a domicilio, posiblemente en el siguiente también presentará una buena imagen. Puede que no gane o incluso que pierda, pero todo apunta a que ofrecerá un buen rendimiento. Y aquí debe aparecer la capacidad de análisis del apostante para realizar sus predicciones. Las tendencias, además, suelen mantenerse a lo largo de la temporada; por lo que cuando se llevan unos meses de competición es posible conocer qué camino seguirá cada participante. Las casas de apuestas utilizan mucho este factor para ofrecer sus cuotas.

El histórico de cruces es otro elemento fundamental en las apuestas deportivas. Antes de realizar los pronósticos en un partido, además de las dinámicas de ambos conjuntos, se debe estudiar previamente los últimos enfrentamientos entre ellos. Son los cruces previos en los que estos dos equipos se han visto las caras. Este factor adquiere una mayor importancia en deportes de muchos puntos, como el baloncesto o balonmano, en el que los resultados entre los mismos rivales suelen repetirse. Aunque no se puede descartar en otras modalidades como el fútbol, donde hay estadios “malditos” o “benditos” para ciertos equipos. Es recomendable recurrir a las estadísticas LaLiga para realizar los pronósticos.

Las medias de anotación es también un concepto que debe tenerse muy en cuenta cuando se realizan pronósticos deportivos, especialmente en deportes de muchos puntos como los citados. Los equipos y jugadores suelen mantener una dinámica similar a lo largo de todo el curso, con sus picos altos y bajos. Las casas de apuestas utilizan mucho estos promedios de anotaciones para presentar su oferta de cuotas a un partido. La clave para el éxito reside en averiguar en qué momento de la temporada subirá o bajará esa media. Las predicciones acertadas se obtienen de la combinación de los cuatro conceptos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − 6 =