domingo, 1agosto, 2021
21.7 C
Seville

Españoles en Holanda denuncian abusos laborales y explotación

Cuando llegaron a Holanda, se encontraron con la vulneración de sus derechos más básicos como personas

Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

Homenaje a Antoni Benaiges, asesinado en 1936 por llevar a Burgos el modelo francés de “escuela avanzada”

Antoni Benaiges fue un maestro inquieto, comprometido y valiente, que llevó a un pueblecito de Burgos, Bañuelos de Bureba, las más avanzadas técnicas de...

Buen viaje Deliveroo, y que ustedes lo estafen bien

Deliveroo, la plataforma de reparto de comida a domicilio, planea irse de España. Pues que cierren la puerta al salir y buen viaje, como...

El Repaso del 30 de julio: información importante sobre contagios en personas vacunadas, vacunación a embarazadas y protección

Como cada día en El Repaso ponemos el foco en aquella información que consideramos ha de ser explicada y desarrollada. Hoy, especialmente ponemos el...

El caso Kitchen airea las vergüenzas de la Justicia española

El juez García Castellón ha dejado el caso Kitchen en nada. Es cierto que prosigue la investigación contra el ex ministro de Interior Jorge...
- Publicidad-

La explotación de trabajadores y trabajadoras españoles en Holanda ya fue denunciado hace dos años por el sindicato CCOO, sin que el gobierno de entonces hubiese puesto remedio a la situación.

Los trabajadores y trabajadoras, personas emigrantes, parados y paradas de larga duración, los reclutaron en España. Les ofrecieron una supuesta oportunidad laboral, ante la crisis económica que azotaba nuestro país. Cuando llegaron al lugar de trabajo, se encontraron con explotación laboral, vulneración de sus derechos más básicos como personas. Como ellos mismos han denunciado la experiencia migratoria se convirtió en una vivencia traumática.

El sindicato ha solicitado al Gobierno actual que ponga fin a estas condiciones laborales degradantes que la emigración española debe soportar en los Países Bajos. En 2017, el Centro de Documentación de las Migraciones de la Fundación 1º de Mayo denunció las lamentables condiciones de explotación laboral de la emigración española en el sector de la logística en los Países Bajos.

Ese mismo año desde Izquierda Unida (IU), dentro grupo parlamentario de Unidos Podemos, interpeló a la entonces ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, sobre las medidas adoptadas por su Ministerio, a raíz de los abusos que el estudio de la Fundación de CCOO sacaba a la luz. No hubo respuesta.

- Publicidad-

A estos trabajadores y trabajadoras emigrantes, parados de larga duración, los reclutadores en España les habían presentado la emigración a Holanda como una oportunidad laboral, ante la falta de horizonte profesional que les deparaba el mercado de trabajo nacional.

Se encontraron con “nóminas negativas” o “contratos de cero horas”, una realidad de abuso y explotación laboral. Contratos de trabajo incomprensibles y en otro idioma, condiciones laborales abusivas –por debajo de las del país de destino–, una exigencia de disponibilidad horaria y de productividad extremas, así como un trato irrespetuoso de los capataces que les vigilaban.

Se ha denunciado que algunos de estos capataces de nacionalidad polaca, conducían después de haber ‘fumado marihuana y estar colocados’, con el riesgo que supone para los trabajadores españoles, que se tienen que desplazar más de una hora, hasta el lugar de trabajo. Han sentido que su vida corría peligro.

Los capataces polacos conducían después de haber ‘fumado marihuana y estar colocados’, con el riesgo que supone para los trabajadores españoles

La degradación se extiende más allá del ámbito laboral, condicionando la vida de las personas emigradas, en términos de vivienda, trasporte, ocio, tiempo libre, sociabilidad o creación de vínculos exteriores en la sociedad de acogida.

Los trabajadores y trabajadoras españoles siguen ceñidos en este sistema de explotación laboral. Desde el sindicato CCOO se ha demandado al Gobierno el seguimiento y control exhaustivo de la red EURES, que es el instrumento público que se utiliza en el caso de la emigración, para la movilidad en el ámbito europeo. “Es urgente un máximo control de las ofertas genéricas para evitar los abusos laborales que se están produciendo”, han denunciado.

Según se desprende de la avalancha de quejas de la emigración española ante la Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de La Haya, de poco ha servido el cambio de Gobierno para estas personas.

“Yo estaba en Fuerteventura trabajando, me apunté a través del Corner Job este del móvil, y me llegó la oferta y dije pues les voy a llamar porque nunca se sabe dónde está la oportunidad, porque a mí como no me da miedo viajar ni… y no tengo problema ninguno”, cuenta este trabajador.

“Un martes les escribí y esa noche me respondieron que al día siguiente me hacían la entrevista por teléfono. Al día siguiente me hicieron la entrevista por teléfono y me dijeron: ‘Antes del lunes tienes que estar aquí’ y dije ‘Pero es que antes del lunes sólo puedo ir mañana’. Tuve que meter todas mis cosas en Fuerteventura en la maleta, ir a Gran Canaria dejar las cosas y marcharme. Sin pensar. Y cuando llegué aquí me recogieron en el aeropuerto, me metieron en una casa y me dijeron ‘Una de estas camas es para ti, pero no sé cuál’, ha denunciado este trabajador en el informe del Centro de Documentación de las Migraciones de la Fundación 1º de Mayo.

En el año 2017 en las oficinas y canales de información del Servicio Estatal Público de Empleo Español (SEPE), así como en muchos centros de empleo autonómicos y municipales, era frecuente animar y ayudar abiertamente a los desempleados españoles a buscar trabajo en el extranjero. El Gobierno del PP, ofrecía como “salida” laboral, la salida de España. No se ofrecía una alternativa en nuestro país, a pesar de que siempre están defendiendo la unidad de España.

Muchos parados españoles decidieron “aprovechar” el privilegio de “la libre circulación de trabajadores en el marco del Espacio Económico Europeo”, que es como se publicitaba en medios oficiales esta opción por la emigración, para tratar de salir de su situación de precariedad y falta de oportunidades.

A nivel europeo existe una red de cooperación entre todos los Servicios de Empleo de los distintos países, el espacio EURES, para facilitar la movilidad laboral entre los mismos. Las ofertas de empleo se publicitan a nivel comunitario en todos los centros oficiales de empleo conformando, en estos casos, un mercado común de trabajo.

Son varias las multinacionales de Trabajo Temporal, algunas integradas en la propia red EURES, que se dedican a publicar, seleccionar personal y gestionar el traslado de estos emigrantes laborales. En el caso Holandés, se trataría de las empresas: PRAN, 100PRO, T&S Flexwerk, Ranstad, Manpower, OTTO, etcétera.

En regiones o localidades con altos índices de desempleo, este tipo de ocupaciones conforman una parte importante de las ofertas disponibles, sobre todo en el año antes del 2018, cuando los índices de paro eran insoportable. Eso es lo que sucede, en zonas de las grandes periferias metropolitanas de pasado industrial, que han sufrido de forma particularmente intensa el impacto de la crisis económica que asolo España desde el año 2010.

Según el estudio de la Fundación 1º de Mayo de CCOO, el saldo migratorio español ha pasado a ser negativo desde el año 2012, (hasta el año 2017). Salen más personas de las que entran: desde el pico positivo más alto, en 2007, cuando el saldo llegó a ser de 700.000 personas (entraron 900.000 y salieron 200.000 personas), hasta el año 2017 (datos de Eurostat de 2014-15) en el que entran 250.000 y salen 450.000 personas al año. De hecho, la población extranjera residente en España bajó del 12% al 9% entre 2011 y 2014.

En los almacenes logísticos el trato que reciben los trabajadores temporales españoles por parte de los encargados es bastante degradante en general. Los empleados sufren registros a la entrada y la salida del trabajo, como medida de control para evitar “apropiaciones indebidas”. Los medios y las dotaciones para el uso del personal (comedores, aseos, máquinas expendedoras, etcétera) son reducidos.

Utilizan un sistema de competición entre los empleados basado en una clasificación, mediante colores, en función de su productividad. Cuando alguien se sitúa en la clase naranja durante más de dos días, es amonestado. El propietario proporciona esta información a la agencia de colocación y ésta, a su vez, deja de dar horas a dicho trabajador:

“Me pongo en contacto para comunicaros algo muy importante. Hoy hemos recibido de B… una información, que la verdad no es nada agradable, de 20 personas que habéis empezado a trabajar nuevos, sólo están satisfechos con 4 de vosotros. Por lo cual esto significa que si desde hoy día 17 del 1, hasta el 20 vuestra producción no aumenta, seréis despedidos personalmente por la empresa B…. Espero que vayáis con ganas al trabajo y que esta información se convierta en una agradable información. A mí personalmente me ha sorprendido, porque os veía con muchas ganas de trabajar. Y también quiero comunicaros que el grupo que empieza a las 6 tendrá la reunión conmigo y con el responsable de B…, a las 8 en la pausa; y que el grupo que empiece a las 9 debe estar en B… a las 8.30. Muchas gracias y que tengáis un buen día [Correo electrónico enviado por el Job coach a los empleados de B…]”, comunicación de una empresa.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. vaya les explotan y encima les exigen productividad marcandoles como ganado
    estos holandeses son la merder

    Lo de qe la UE ha rechazado citricos españoles por sudaricanos tbn es cosa d holandeses ya qyue ls holandeses cntrolan la produccion de sudafrica dsd hace decadas ls Boers o colones holandeses d Sudafrica = lobys
    adema ls citricos sudafricanos no pasan controles sanitarios exigids en la UE
    d esto se deberia enterra toda la UE
    y no ns dejan venderls a Rusia por culpa d USA
    encima les suben ls seguros..ls compañias-seguros d acciones holandesas

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Otro coliving es posible

La pasada semana, Ernesto del Valle, uno de mis socios en Xaudable tuiteaba "Todo lo que nos pasa en esta vida y merece la...

Juego sucio de Hamilton: sangre mañana

Se ha utilizado la ley para vulnerar su espíritu. Ha sido feo y sucio, y más feo y sucio todavía porque, repetimos, se ha...

Yolanda Díaz pretende lanzar una gran plataforma de izquierdas para plantar cara a la extrema derecha en las próximas elecciones

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha defendido esta misma semana "levantar un proyecto de país para la próxima década" desde "muchos espacios...

Doña Emilia, un valor seguro bajo la sombrilla

Cuando Agatha Christie aún ni siquiera se planteaba ser una novelista de obras policiacas, en España la rompedora Emilia Pardo Bazán ya había roto...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Otro coliving es posible

La pasada semana, Ernesto del Valle, uno de mis socios en Xaudable tuiteaba "Todo lo que nos pasa en esta vida y merece la...

Juego sucio de Hamilton: sangre mañana

Se ha utilizado la ley para vulnerar su espíritu. Ha sido feo y sucio, y más feo y sucio todavía porque, repetimos, se ha...

Yolanda Díaz pretende lanzar una gran plataforma de izquierdas para plantar cara a la extrema derecha en las próximas elecciones

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha defendido esta misma semana "levantar un proyecto de país para la próxima década" desde "muchos espacios...

Doña Emilia, un valor seguro bajo la sombrilla

Cuando Agatha Christie aún ni siquiera se planteaba ser una novelista de obras policiacas, en España la rompedora Emilia Pardo Bazán ya había roto...