El estudio pretende evidenciar la eficacia de algunos tratamientos ya existentes en el mercado para tratar otras enfermedades

El ensayo internacional Solidarity Trial, promovido por la OMS, tiene como objetivo analizar la eficacia contra el COVID-19 de medicamentos que ya existían y se empleaban para otras afecciones. Ha comenzado sus pasos en España y Noruega, los dos países pioneros en incorporar los primeros pacientes al macroestudio, según informa National Geografic.

Los enfermos que participarán, desde España, en este macroproyecto piloto, han sido tratados en el Hospital Clínico San Carlos, de Madrid.

La prueba, según ha señalado el Director General de la OMS, tiene una trascedencia de carácter histórico, pues va a reducir drásticamente el tiempo para tener evidencias ante un fármaco eficaz. “Y debemos seguir la evidencia, porque no hay atajos”, ha señalado.

Cuatro medicamentos sometidos a prueba

Los medicamentos que están sometiéndose a esta macroprueba son:

  • -Remdesevir: fármaco antiviral para el virus del ébola y las infecciones que provoca el virus de Marburg. Ha sido también eficaz para combatir otros virus como sincitial respiratorio, Junín, la fiebre de Lassa y el coronavirus que causa el MERS.
  • Ritonavir o Lopinavir: tratamiento antiviral que se utiliza para el VIH. Además, también ha sido utilizado en tratamientos contra la Hepatitis C.
  • Cloroquina y hidroxicloroquina: son dos fármacos utilizados para tratar e impedir algunos tipos de malaria. En Estados Unidos se presentaron como posible solución a la pandemia, aunque todavía no se ha podido demostrar nada al respecto.
  • Interferón-Beta: Pertenece a una clase de medicamentos inmunomoduladores y se uniría al Ritonavir/Lopinavir como tratamiento. Funciona disminuyendo la inflamación y previniendo el daño a los nervios que pueden causar la esclerosis múltiple, actuando contra las infecciones y tumores.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre