En España se necesitan 131.000 enfermeras y enfermeros para llegar a la media de Europa, es decir, un 34 por ciento más, según los resultados de un detallado estudio de la situación actual de los profesionales de Enfermería en España, del Sindicato de Enfermería, SATSE.

El informe, concluye que en España hay casi el mismo número de enfermeras que de médicos, mientras que en la UE hay el doble de enfermeras por cada médico. La media de la Unión Europea es 8,8 enfermeras por 1.000 habitantes y en España es 5,3, según datos de la OCDE, mientras que, en Medicina, la media europea es 3,4 y en España, 4,9.

Este número de enfermeras y enfermeros conlleva que España ocupe el puesto 24 de 28 en Enfermería, es decir, solo cuatro países de la Unión Europea tienen menos enfermeras que España, mientras que nuestro país es el primero en lo que respecta a número de médicos por habitante.

La mitad de los profesionales de Enfermería en España sufren el síndrome del profesional “quemado”

SATSE reclama alcanzar la media de la Unión Europea, para lo es que es necesario aumentar las plantillas en 131.000 enfermeras y enfermeros, es decir, un 34 por ciento más. En la sanidad pública faltan más de 87.000 profesionales, mientras que en la sanidad privada se necesitan más 42.000 enfermeras y enfermeros.

El estudio recuerda que numerosos organismos, asociaciones científicas y diferentes estudios concluyen que un déficit de profesionales de Enfermería repercute directamente en la salud de los ciudadanos, incrementando también la morbilidad y mortalidad de los pacientes. Por ejemplo, señalan que cuando la ratio se sitúa en torno a 10 pacientes por enfermera, el riesgo de mortalidad puede aumentar 1,37 veces en comparación con una asignación menor de pacientes por cada enfermera.

Otro aspecto abordado en la monografía, son las actuales cargas de trabajo que sufren los profesionales de Enfermería en España, las cuales concluye que son “desproporcionadas”. En España lo habitual es que cualquier enfermero o enfermera tenga, a diario, más de 15 pacientes hospitalizados a su cargo y hasta 5 pacientes si se trata de una unidad de cuidados intensivos. Por su parte, los servicios de Urgencias de los hospitales se encuentran habitualmente “desbordados”.

En lo que respecta a la Atención Primaria, las enfermeras y enfermeros tienen también un exceso de población asignada que hace imposible una atención segura y de calidad (1.649 personas por enfermera de media). Lo mismo ocurre en las residencias donde una enfermera atiende a más de 100 personas.

Además de empeorar la salud y seguridad de los pacientes, el déficit de profesionales les pasa factura también a ellos, al padecer unas altísimas tasas de estrés y tener a loa profesionales quemados. En concreto, la mitad de los profesionales de Enfermería en España sufren el síndrome del profesional “quemado” y ocho de cada diez, estrés, mientras que cerca de nueve de cada diez considera que el ambiente laboral se ha deteriorado en los últimos años, según un reciente estudio de SATSE.

A tenor de los resultados del estudio, el Sindicato de Enfermería tiene previsto realizar en los próximos meses distintas acciones a nivel administrativo, político y social con el objetivo de que se garantice un número suficiente de enfermeras y enfermeros para ofrecer una atención sanitaria segura y de calidad.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre