La Audiencia Nacional ha acordado la extradición a México del exdirector general de la petrolera PEMEX Emilio Lozoya para ser juzgado en dos causas por delitos que en su país constituirían asociación ilícita, cohecho y operaciones con recurso de procedencia ilícita y que en la legislación española corresponden a asociación ilícita, cohecho y blanqueo de capitales.

En un auto, los magistrados de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal consideran, tras examinar el procedimiento, que se cumplen todos los requisitos establecidos en la legislación para proceder a la entrega y recuerdan que Lozoya presentó un escrito el pasado 29 de junio en el que aceptó ser extraditado a su país y renunció al principio de especialidad (la prohibición de ser perseguido por hechos distintos de los que motivaron la solicitud de extradición).

Paraestatal

Los hechos por los que está reclamado en la primera causa indican que Lozoya, antes de ocupar el cargo de director general de Petróleos Mejicanos (PEMEX) propiedad del Gobierno, se comprometió con la empresa Altos Hornos de Méjico (AHMSA) representada por Alonso Ancira, “a conseguir que la entidad paraestatal le otorgase ilícitamente contratos de obra en el país, a cambio de una cantidad de dinero, que posteriormente el reclamado utilizó para la compra de un inmueble”.

De ese modo, continúa el escrito, entre junio y noviembre de 2012, AHMSA realizó 5 transferencias por importe de 3.400.000 dólares USA a una cuenta bancaria en Suiza, a nombre de la mercantil Tochos Holding Limited, cuyo beneficiario era el reclamado, si bien sus acciones y activos los había traspasado a su hermana Gilda.

Las transferencias desde AHMSA a Tochos, que no mantenían relaciones ni vínculos comerciales, se efectuaron el 12 de junio y el 1, 9, 16 y ‪28 de noviembre. De acuerdo con la solicitud de México, ‪desde el 4 de septiembre hasta el 20 de noviembre el reclamado formó parte del gabinete de transición del nuevo presidente electo.

Además, entre noviembre de 2010 y diciembre de 2011 Tochos Holdin ingresó en distintas cuentas bancarias cuya titularidad correspondía al reclamado un total de 60.000 dólares USA “sin causa que justificase dichos pagos”. Posteriormente, la misma empresa, ingresó en una cuenta a nombre de María del Carmen Ampudia un importe de 2.580.000 dólares USA señalando como concepto “Ladera num 20 casa 11 Col. Lomas de Bezares”. Al día siguiente, el reclamado en calidad de comprador, adquirió dicho inmueble por la misma cantidad.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorAyuso, en su deslealtad al Estado, dice que fue la primera y la mejor contra coronavirus
Artículo siguienteEl Estado cree que la compra del Pazo de Meirás fue fraudulenta
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre