La frase ante la galería queda muy bien, pero es inconcebible que el Poder Judicial no emane del pueblo y la formula de repartirse entre el Gobierno y la oposición los puestos a cubrir en el Consejo General del Poder Judicial, no es precisamente la más democrática. Tampoco lo sería la que propone ostentosamente y de forma interesada la derecha, para que sean los jueces quienes elijan al CGPJ, con todo el poder y atribuciones que tiene, máxime cuando muchas actuaciones políticas le son recurridas y quedan a expensas de sus resoluciones. Tampoco procede ésta formula de elección, ya que la carrera de juez es muy elitista y prácticamente a la misma no acceden jóvenes de familias humildes. En consecuencia, es un estamento muy conservador y de no ponerse remedio seguirá influyendo en ésta dirección. 

La ILP (Iniciativa Legislativa Popular), existe pero casi en desuso porque no está estructurada para dar facilidades  en su utilización. Aparte de bajar el número de firmas necesarias para poderla presentar, una formula que podría motivar la participación, es que los apoyos contemplados para las correspondientes reivindicaciones, cuenten y se reflejen como votos ponderados y proporcionales en los  respectivos parlamentos. El instrumento del referéndum está ahí, pero prácticamente sin utilizarse. Habría que activarlo y consultas de suma importancia, sean por éste procedimiento sometidas a la población. En ese sentido, perdimos la oportunidad de pronunciarnos para que Bankia a la que inyectamos 40.000 millones de euros y sólo hemos recuperado 3.500 millones, pudiera ser una banca publica y así, librarnos de tanta extorsión y abusos de la banca privada. De haber sido consultados, seguro que la inmensa mayoría  la  hubiéramos apoyado, pero el Ibex 35 se habrá posicionado e influido negativamente. 

Se tendría que renacionalizar servicios esenciales como el energético, o al menos en éste sector crear una empresa estatal, que compita con las privadas  y remunicipalizar el abastecimiento de agua. Democracia plena es derogar la Reforma Laboral, para que el incremento del SMI surta debidamente efecto, sin permitir las horas extraordinarias no remuneradas. Lo mismo que la Ley de Seguridad Ciudadana (mordaza), que  prometiste derogar. Como el PP no lo hacia, igualmente prometiste y no has cumplido, facilitar la lista de los defraudadores a Hacienda. En la ciudadanía ha quedado la sensación, de que podrían verse incluidos significativos militantes del PSOE. Si fuera así y en caso de hacerla pública, ese gesto te honraría y daría mucha autoridad moral, algo tan importante en la política que cada vez se ha ido perdiendo más.

Seguro que para los poderes fácticos cobijados y haciendo causa común con la Monarquía, España es una democracia plena, que les permite conservar sus privilegios, como es el caso de la retrograda y reaccionaria Iglesia, con entre otros sus muchos casos ilegales de inmatriculaciones, siendo éstas obligación del Estado nacionalizarlas  y que pase a ser de su patrimonio.

La democracia plena de un país, debe ser amplia y no abarcando sólo algunos aspectos. La modernidad de sus estructuras e instituciones, son fundamentales para el normal desarrollo de los servicios que deben prestar a los ciudadanos. En éstas están enmarcadas las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado. Es inconcebible la existencia de la Legión y la Guardia Civil, que por obsoletas y ultraconservadoras deberían ser disueltas. El ejercito (la clase de tropa) al ser profesional, está sustentado mayoritariamente por jóvenes de familias humildes, que han encontrado en el mismo la forma de afrontar su futuro. Es injusto que esto ocurra y mientras “los grandes patriotas” que tanto “quieren a España”, no adquieren en ese sentido ningún compromiso, por no existir como en otros países formulas para ello, como el caso más reciente de Suecia. Los cuatro cuerpos de policía: Nacional, Guardia Civil (militarizada), Autonómica y Local. Como en otros países de nuestro entorno, por operatividad, eficacia y cercanía a los ciudadanos, deberían fusionarse en uno solo. Como es el caso del modelo británico.      

España es un país de costumbres y tradiciones que no encajan con la actualidad, algunas relacionadas con el mal trato animal, como las corridas de toros, llamada fiesta nacional mayoritariamente por personas conservadoras y ultraconservadoras, quienes desde las instituciones que gobiernan subvencionan sus actividades. Va siendo hora de que se proceda a su erradicación. 

Necesitamos una profunda regeneración democrática. Tenemos la amenaza fascista de Vox cada vez más en expansión, como ocurre con partidos políticos homólogos suyos, que gobiernan en países de la Unión Europea, como Hungría y Polonia. La mejor formula para contrarrestarle es precisamente, que España sea una democracia plena con más libertad y justicia social, a favor de los más humildes y desfavorecidos. El IMV (Ingreso Mínimo Vital) creó muchas expectativas, pero ha derivado en impotencia e  indignación de quienes no lo perciben,  jugando a favor del discurso populista y reaccionario de Vox. Lo mismo ocurre con el paro juvenil que sobrepasa al 40% de nuestros jóvenes, sobre todo los más empobrecidos. La educación es fundamental para que puedan afrontar su futuro con más garantías. La LOMLOE (Ley Orgánica Modificación de la LOE) o Ley Celaá, ha mejorado algo nuestro modelo educativo, pero sigue teniendo muchas carencias y aunque algo amortiguados, manteniendo privilegios a la enseñanza privada-concertada y a la iglesia.  Se trataría de no seguir improvisando y adoptar un modelo educativo avanzado como el de Finlandia, que siendo publico no produce fracaso escolar y en consecuencia tampoco desempleo. 

Compañero secretario general Pedro Sánchez, quedaste en empoderar a la militancia para que tuviéramos más participación consultándonos en temas de gran relevancia e importancia, pero no lo estás haciendo realidad. Has tenido muchas adversidades, pero actualmente los vientos te están siendo favorables. Tienes muchas bazas a tu favor y grandes posibilidades de orientar tu acción en nuestro partido, para en beneficio de todos y no de una minoría, reimpulsarlo y potenciarlo con mas y mejor democracia interna.  Más importante es el reto ante la sociedad a la que nos debemos y en ese sentido, de hacer una gestión de gobierno como se espera de un socialista, sin duda, el reconocimiento a tu persona y al PSOE nuestro partido, estaría garantizado. De llevarlo a efecto, nos sentiríamos identificados, cohesionados y muy motivados.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anterior¿Qué opciones tiene el Atlético de Madrid de ganar la Liga?
Artículo siguienteJuan Carlos Sued, Premio Diario16 2021 a los Jóvenes Talentos
Militante de los sindicatos ingleses (Trade Unions) desde 1971 y hasta mi regreso de Londres en 1976. Afiliado a la UGT y al PSOE en Londres desde junio de 1972. Cofundador y coordinador sindical de la F.A.E.E.R.U. (Federación de Asociaciones de Emigrantes Españoles en el Reino Unido). Fundador de la cooperativa de servicios PAILARCA (Pablo Iglesias-Largo Caballero). Miembro de los dos primeros comités regionales del Partido Socialista Canario -PSOE- 1977-1985 y por esas mismas fechas, miembro de las primeras ejecutivas insulares de Gran Canaria del PSOE y de la UGT. Cofundador en 1980 de Izquierda Socialista y su coordinador en Gran Canaria hasta 1989. Miembro del primer Consejo Federal de la Emigración del PSOE. Presidente del 1er. Comité de Empresa por la UGT del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria. Concejal de deporte y de los distritos: Isleta, Santa Catalina y Guanarteme del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, legislatura 1983.1987. Miembro de la Comisión Permanente de Deporte de la FEMP (Federación Española de Municipios y provincias) y del pleno del CSD (Consejo Superior de Deporte). Cofundador en 1991 de la Fundación Juan Negrín y su secretario durante 23 años (hasta 2014).

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre