España es el tercer país de Europa en consumo de cannabis de toda Europa, 15%, por detrás del Reino Unido en cabeza con el 24%, y Alemania, 16%, según el informe europeo sobre consumo de drogas que acaba de hacer público la Federación Mundial contra las Drogas (World Federation Against Drugs).

Ya en 2012 fueron incautadas 40 toneladas en España, país al que ya se empieza a considerar como un productor importante de cannabis. Europa ha sido durante mucho tiempo uno de los mercados de consumo más grandes del mundo para el cannabis, en particular resina importada principalmente de Marruecos. El informe subraya cómo el mercado está dominado cada vez más por los productos a base de hierbas, con el suministro de los mercados nacionales de producción a base de plantas domésticas. En el sur-oeste de Europa, Italia y España podrían estar afianzándose como productores importantes.El cultivo de cannabis se extiende por toda Europa, acortándose las distancias entre los productores y los consumidores.

Las organizaciones delictivas transnacionales están implicadas en la producción para los mercados nacionales y la exportación. Según los autores del informe resulta difícil estimar con certeza la extensión del cultivo de cannabis y la cantidad de la droga producida en Europa. La mayor parte de la información disponible es el resultado de la aplicación de la ley, y por lo tanto refleja las prioridades de los organismos encargados. Los Países Bajos y el Reino Unido proporcionan actualmente el mayor número de centros de producción detectados, a los que siguen Bélgica y Polonia.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLas mujeres saharauis resisten contra Marruecos
Artículo siguienteEl Ibex 35 es cosa de hombres
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre