Trece años después España vuelve a entrar en la historia del baloncesto mundial como campeona del mundo tras ganar a Argentina. La selección fue siempre por delante de Argentina pero hasta el último segundo nadie respiró tranquilo.

Muchos nervios en la pista cuando quedaban menos de 5 minutos para que acabara el encuentro. Pero por justicia y calidad de juego, España logra este segundo oro que ha mantenido paralizada al mundo de los aficionados y del baloncesto en nuestro país.

Fue en Japón el primer oro para el baloncesto español y es ahora en China donde se ha logrado la hazaña de nuevo.

75-95 es el resultado final del partido de final donde España logra su oro por méritos propios.

España no estaba en las quinielas para ganar el mundial, pero ahí está el triunfo. Lágrimas, emoción y muchos gestos simbólicos de una gran hazaña.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 + diecinueve =