La pandemia de Covid-19, además de tratarse de una crisis sanitaria sin precedentes, ha puesto en jaque a un número importante de gobiernos en todo el mundo y, amenaza también con cargarse la economía del país. Hoy, España contiene la respiración hasta conocer las medidas económicas que el Gobierno tomará para evitar 10 millones de despidos. El Consejo de Ministros soporta la presión de evitar el cierre de 2,8 millones de pymes.

Muchos son los sectores afectados de manera directa o indirecta por las medidas del estado de alarma que ha tenido que establecer el Gobierno de España con el fin de salvar vidas, el cierre, a priori temporal, de establecimientos por riesgo de contagio puede significar un terrible golpe para la economía española.

Las asesorías laborales no dan más de sí. Cada empresa, cada pyme, busca su asesoramiento para evitar la tragedia económica tras la crisis del coronavirus. El cierre de millones de negocios está en riesgo.

SINDICATOS

Ya son muchas las multinacionales que han anunciado el cierre mientras dure la crisis, y lo más posible es que, en estos casos, los que sufran las consecuencias sean los empleados, pero lo que realmente se plantea preocupante son las pequeñas empresas y los autónomos que pueden ir directamente al cierre de los negocios.

Fuentes consultadas por Diario16 de los sindicatos, aseguran que, “en lugares como Austria y Alemania, los gobiernos han tomado medidas para ayudar a empresas y no tengan que despedir a sus trabajadores” y, “eso es lo mínimo que esperan del Gobierno de España”.

EMPRESAS

Aunque todos los sectores están afectados por la suspensión de la actividad, entre los más perjudicados son servicio y atención a domicilio y hostelería, el cierre de los 315.000 establecimientos con los que cuenta nuestro país pone en riesgo un 6,2 % del Producto Interior Bruto (PIB) nacional y 1,7 millones de empleos.

Este lunes, el principal franquiciador en España de Burger King ha anunciado que cesa totalmente su actividad en el país y que presentará un expediente de regulación de empleo (ERTE) para toda su plantilla, compuesta por casi 14.000 personas.

También Seat ha anunciado este lunes a los sindicatos la presentación de un ERTE para sus 14.800 trabajadores por las dificultades productivas derivadas de la crisis del coronavirus.

Por parte de la patronal, reclaman al Gobierno “mecanismos útiles y rápidos” que garanticen la liquidez a las empresas, especialmente a las pequeñas y medianas y a los autónomos, para evitar su “quiebra inmediata” y para que puedan mantener la actividad protegiendo el empleo.

Lo que está claro es que el país necesita medidas para poder afrontar lo que nos viene encima. Esta crisis afecta al conjunto de la economía y no es el momento de pensar en los “señores de Bruselas”, el déficit y el endeudamiento público.

Diario16 ha consultado a expertos en economía que aseguran que el impacto económico va a depender de la duración de la crisis, algo que está íntimamente relacionado con la responsabilidad que los ciudadanos ejerzamos mientras dure el estado de alarma. Es importante que las expectativas sean positivas, tomar medidas concretas que las generen es imprescindible. Este shock sanitario que provocará, seguro, una recesión económica, necesita una reacción inmediata en el ámbito sanitario y económico por parte del Ejecutivo de Sánchez.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre