martes, 28junio, 2022
33.6 C
Seville

Ese semicírculo con un punto en el centro

Elisa Gómez Pérez
Directora de Orquesta y Coro titulada por el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, compagina su labor como directora con la docencia musical. Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid, centra su interés en el estudio de las relaciones del binomio psicología-música. Su experiencia vital gira en torno a la cultura, la educación, la gente, la mente, la actualidad, lo contemporáneo y todos aquellos parámetros que nos conforman como seres sociales
- Publicidad -

análisis

El Repaso del lunes 27 de junio

En El Repaso analizamos las principales portadas de los medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales. En una hora, con El Repaso, tendrás una...

La Corte Penal Internacional corre serio riesgo de caer en la inoperancia por la pasividad de Estados Unidos

Estados Unidos debería reafirmar su apoyo a la justicia para las víctimas de graves crímenes internacionales en todo el mundo, señaló Human Rights Watch...

Pedro Sánchez tendrá que hacer público si tiene acciones en el Santander y otras empresas cotizadas

Lo mínimo que se espera de un presidente un gobierno democrático es la transparencia respecto a su patrimonio. Ahí se incluyen también los vehículos...

La izquierda alternativa andaluza después del 19J. Una lectura constructiva de los resultados

La izquierda alternativa andaluza debe separarse de los oportunistas y melodramáticos análisis que los partidos del sistema hacen de los resultados electorales. Tampoco debe...
- Publicidad -
- Publicidad-

Qué distinta sería la música sin la existencia de la pausa. Resulta difícil imaginar el inicio de la quinta sinfonía de Beethoven sin su destacada detención del sonido tras cada grupo de cuatro notas (“sol, sol, sol, miiiiiii”, “fa, fa, fa, reeeee”), casi tan complicado como pensar el final de “City of stars”, el conocido tema de la película “La la land”, sin la parada instrumental que da paso a la última y pausada frase entonada por la protagonista. Pop, rock, música clásica y multitud de variados estilos musicales hacen uso de este recurso, convirtiéndolo en un elemento cotidiano para nuestra escucha.

Disfrutar del placer que supone oír una obra musical implica en muchos casos dejarse llevar por el momento sin analizar en detalle las particularidades del discurso sonoro que está aconteciendo. Parte importante de ese discurso se produce a partir de un grupo muy concreto de diferentes símbolos que, reflejados en la partitura, representan la prolongación de un sonido o silencio, produciendo instantes de detención de la música con diferentes significados. El calderón es un importante ejemplo de estos grafismos pertenecientes a la notación musical que expresa un punto de reposo, alargando la nota, acorde, barra de compás… al que afecta. A diferencia del puntillo, que prolonga siempre la mitad de la duración de la figura o del silencio al que acompaña, o de la ligadura de unión, que suma exactamente el tiempo de los dos elementos que enlaza, el calderón, también llamado corona, añade una cantidad de tiempo a decidir por el instrumentista o por el director, siempre recurriendo a la coherencia del discurso sonoro, lo que aporta un margen interpretativo más que interesante a la función del músico.

El calderón, ese semicírculo con un punto en el centro que indica una llamada de atención al reposo temporal en un momento puntual de la obra, ha tenido diferentes significados a lo largo de la historia de la música, casi siempre en relación al final de una frase musical. Colocado exactamente en ese lugar en los Romances o en los finales de estribillos y coplas en los Villancicos, supuso en el Renacimiento una ocasión de relajación que obligaba a la respiración posterior. También se usó en la primera etapa de este período colocado sobre sucesivas notas para apuntar una interpretación más lenta de esa parte en relación al resto de la obra. Posteriormente, en el Barroco, los llamados Coros Da Capo, de forma tripartita A-B-A, incorporaron un calderón sobre la nota final de la sección A, que se omitía en la primera pasada y marcaba el final de la obra al ser repetida (da capo), con frecuencia de forma más adornada.

El Clasicismo afianzó una misión diferente para el calderón en los conciertos para instrumento solista con orquesta, señalando los pasajes de “cadenza” o cadencia y mostrando al intérprete el momento en el que, con libertad, podía hacer ver sus habilidades técnicas. En un principio, las cadencias eran improvisadas, pasando poco a poco a constituir un fragmento escrito de carácter virtuosístico, habitualmente carente de líneas divisorias con el fin de dar al músico mayor margen en la interpretación, que coincidía con una cadencia armónica en la que cesaba el acompañamiento para posteriormente volver a ser reanudado. La historia de la música nos ha dejado multitud de ejemplos, pero destacaré la cadencia del Concierto para violín y orquesta en mi menor de F. Mendelssohn, por su particularidad de estar escrita antes de la recapitulación del primer movimiento y no para el cierre del mismo, como por lo general eran compuestas.

Quizá esta visión del calderón como pausa temporal parezca a simple vista un elemento sencillo de la música pero, si entendemos la subjetividad que implica como factor interpretativo, podremos observar la dificultad que para el director, sea de orquesta, coro o banda, entraña, haciendo de él un importante apartado de estudio. Poner gestualmente de acuerdo a un conjunto de músicos que siguen sus indicaciones en cuanto a cuándo se debe llegar al calderón, cómo y durante cuánto tiempo, requiere, por parte del director, de un estudio teórico pormenorizado del gesto y su significado y de una habilidad práctica para llevar a cabo correctamente esos conceptos con el movimiento de los brazos y del cuerpo.

La técnica de dirección dice sobre el calderón que el director detendrá su gesto, se quedará quieto, cuando marque el pulso afectado por ese símbolo, reanudando el movimiento cuando lo considere oportuno, según la interpretación, con una anacrusa que explique en qué momento y de qué forma continúa la música. Las opciones son sumamente variadas, pasando porque siga fuerte, piano, legato, staccato, a tempo, a contratiempo, en silencio corto, en silencio más largo, con contenido rítmico de dos, de tres… y haciendo necesario en el director una profundización sobre el sentido de sus movimientos que resulta, en muchas ocasiones, ampliamente desconocido por el público. Y es que dirigir bien conlleva poseer amplios conocimientos junto a la grandeza de mostrar facilidad al realizar un conjunto de acciones que, en el fondo, esconden todo lo contrario.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Pedro Sánchez a Biden: «Una de las principales consecuencias de la guerra de Putin ha sido precisamente la revitalización de la Alianza Atlántica»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recibido hoy al presidente de los Estados Unidos de América, Joe Biden. En la rueda de prensa...

Centros de salud sin médicos, golpe sinvergüenza

Madrid planifica Centros de Salud sin médicos. Aunque parezca algo surrealista es algo dolorosamente real: ¡centros de salud sin médicos! Es un golpe sinvergüenza....

La prensa levanta el veto de las críticas a Gil y Cerezo

Aunque siempre ha habido alguna crítica suelta en los medios de comunicación, la realidad es que Miguel Ángel Gil y Enrique Cerezo han tenido...

Peligra el derecho al aborto

El establishment del Estado español estaría formado por las élites financiera-empresarial,política, judicial, militar, jerarquía católica,universitaria y mass media del Estado español,herederos naturales del legado...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Banco Popular: el Santander podría provocar un cerco más estrecho contra Emilio Saracho y la JUR

El cerco sobre la responsabilidad de Emilio Saracho y de la Junta Única de Resolución se podría estrechar aún más por un movimiento de...

Banco Popular: las coacciones, amenazas y engaños que no quiere investigar la Audiencia Nacional

a frase de Saracho «o se declara la inviabilidad o ateneos a las consecuencias» resonó en varias ocasiones en las paredes de la Audiencia

Banco Popular: el acta de la inviabilidad infringió el Código del Registro Mercantil, pero la Audiencia Nacional no lo investigará

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ratificó la decisión del juez Calama de no investigar determinados hechos sucedidos en la reunión...

Más de la mitad de los padres han decidido no poner la pauta completa a sus hijos de la vacuna contra el Covid-19 en...

Los menores que han recibido la pauta completa de la vacuna contra el COVID-19 no llega al 50%.  Desde el Comité Asesor de Vacunas han...

Jeffrey Sachs responsable de la comisión COVID-19 en The Lancet: «Estoy bastante convencido de que el virus salió de un laboratorio de EEUU»

Jeffrey Sachs es profesor de Economía en la Universidad de Columbiaa, en EEUU, de reconocido prestigio a nivel internacional. Es director del Centro para...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Pedro Sánchez a Biden: «Una de las principales consecuencias de la guerra de Putin ha sido precisamente la revitalización de la Alianza Atlántica»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recibido hoy al presidente de los Estados Unidos de América, Joe Biden. En la rueda de prensa...

Centros de salud sin médicos, golpe sinvergüenza

Madrid planifica Centros de Salud sin médicos. Aunque parezca algo surrealista es algo dolorosamente real: ¡centros de salud sin médicos! Es un golpe sinvergüenza....

La prensa levanta el veto de las críticas a Gil y Cerezo

Aunque siempre ha habido alguna crítica suelta en los medios de comunicación, la realidad es que Miguel Ángel Gil y Enrique Cerezo han tenido...

Peligra el derecho al aborto

El establishment del Estado español estaría formado por las élites financiera-empresarial,política, judicial, militar, jerarquía católica,universitaria y mass media del Estado español,herederos naturales del legado...