Foto Agustín Millán.

Por segundo año consecutivo, las movilizaciones que se han producido en las calles de los pueblos y las ciudades de toda España, con motivo del día internacional de la mujer, han convertido nuestro país en referente mundial de la reivindicación por la igualdad de género. Cuanta emoción, alegría y determinación por conseguir la igualdad, por mirar de frente al presente para que ese presente y futuro sean mejor.

Que cercano, y a la vez lejano, queda aquel 16 de diciembre de 1977, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el día 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer, con el objetivo de promover la igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres, la eliminación de la discriminación contra la mujer para conseguir su plena participación en la sociedad en las mismas condiciones que los hombres.

La lucha activa por la igualdad de género ha venido a la sociedad española para quedarse. Como demuestran, las multitudinarias manifestaciones, pero sobre todo, la voluntad de una parte cada vez más amplia de la sociedad que quiere avanzar en este camino. Por eso, no es entendible la actitud tanto del PP como de Ciudadanos. ¿Qué pretenden, volver a la España en blanco y negro? No lo van a conseguir.

La resignación que trajo la crisis para amplias capas de la población, está dando paso a una movilización que lejos de ser puntual, es un cambio profundo de conciencia colectiva que no ha hecho más que comenzar. Algunos datos, del barómetro del CIS de febrero de 2019, vienen a constatar esta realidad:

  • Un 49,1 por ciento de la población española cree que las manifestaciones del 8 de marzo están sirviendo mucho/bastante para fortalecer las reivindicaciones sobre las libertades y derechos de igualdad de las mujeres. Un 34,1 por ciento cree que poco/nada; y un 11,6 por ciento creen que está sirviendo regular. Por tanto, el partido político que se oponga a esta lucha será minoritario.

 

  • El 88,9 por ciento de los ciudadanos cree que en España quedan aún muchas/ bastantes cosas que hacer para garantizar una igualdad efectiva entre hombres y mujeres. Frente a un 4,5 que cree que quedan pocas cosas por hacer.

 

  • Cuando se pregunta a los ciudadanos: “Y de los partidos políticos que hay en estos momentos en España, ¿cuál le parece a Ud. que es el que está haciendo más por la igualdad de las mujeres en estos momentos?” Un 36,5 cree que el PSOE es el partido político que más está haciendo por la igualdad; Podemos, un 25,7 por ciento; Ninguno, un 13 por ciento; Ciudadanos, un 10,8 por ciento; PP, un 9,1 por ciento; e IU, un 6,1 por ciento.

 

  • Cuando se pregunta a los ciudadanos: “Y de los partidos políticos que hay en estos momentos en España, ¿Cuál cree Ud. que se está oponiendo o retrasando más las iniciativas y medidas favorables a la igualdad de la mujer?” El primero es el PP, para un 33,4 por ciento; el segundo es Ciudadanos, con un 11,9 por ciento; después Podemos, con un 5,2 por ciento; y el PSOE, con un 3,6 por ciento.

La desigualdad de la mujer con respecto a los hombres sigue existiendo con la brecha salarial, las interrupciones y limitaciones en su carrera profesional, su infrarrepresentación en los puestos directivos o de toma de decisiones, o su predominio en los trabajos a tiempo parcial y más precarios. La sociedad y especialmente el gobierno deben seguir trabajando para hacer efectivo el derecho a la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres, especialmente en el ámbito del empleo y la ocupación.

Para conseguir estos objetivos, es imprescindible contar con la sociedad y sus organizaciones. Pero ahora que hay elecciones, hay que elegir si continua un gobierno que tiene en la igualdad una de sus banderas o viene un gobierno en blanco y negro que no defiende la igualdad entre mujeres y hombre.

Tú decides.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − catorce =