Los grupos de Esquerra Republicana y del PDeCAT en el Congreso de los Diputados han registrado una petición conjunta para la creación de una comisión de investigación sobre la relación de quien fue imán de Ripoll Abdelbaki Es Satti con el CNI y su vinculación con los atentados en Barcelona y Cambrils del 17 y 18 de agosto de 2017.

La solicitud de los dos grupos llega tras el rechazo de la Mesa del Congreso para que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, compareciera en comisión para informar sobre el papel del imán como confidente del CNI, reconocida por el propio servicio de inteligencia español. Su director, Félix Sanz Roldán, anunció en noviembre de 2017 la voluntad de comparecer ante la comisión de secretos oficiales del Congreso para dar explicaciones sobre el caso, pero más de tres meses después todavía no lo ha hecho.

El portavoz adjunto de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, considera “innegociable” que se aclaren públicamente todas las sombras que rodean el caso del imán de Ripoll. “Su historia y su reconocida complicidad con los servicios secretos del Estado es una indecencia que no puede aceptar ningún sistema democrático”, concluye el diputado republicano.

Por su parte, el coordinador de diputados y senadores del PDeCAT, Jordi Xuclà, sostiene que «en una democracia madura y de alta exigencia de rendicion de cuentas sería inimaginable que el Parlamento no hubiera recibido ni un dato de un sangriento atentado terrorista acaecido hace mas de seis meses». Y ha añadido: «Ha sido el propio Gobierno que reconoció en noviembre vínculos en el pasado entre el cerebro del atentado y el CNI. Esperamos poner luz con esta comisión. Y no vemos ninguna razón por la que ningún partido se pueda oponer a la misma».

Entre otras cosas, y tal y como consta en la solicitud registrada, la comisión tendría que aclarar tota la información acerca de Abdelbaki Es Satti, esclarecer la correlación de fallos en la cadena de comunicación y coordinación entre las fuerzas policiales sobre el imán y conocer qué medidas de control existían sobre él y cómo se gestionaron.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 5 =