El equipo negociador de ERC compareció ayer para presionar a JuntsxCat con el margen de una fecha concreta para alcanzar un acuerdo que facilite la investidura de Pere Aragonès. La formación, liderada desde la prisión por Oriol Junqueras, ha propuesto como fecha límite el 1 de mayo en un intento de poner fin a los más de 2 meses de negociaciones transcurridos desde las elecciones del 14-F.

Ningún obstáculo

El diputado de ERC en el Parlamento de Cataluña Sergi Sabrià era claro en cuanto a la posibilidad inmediata de un acuerdo: “No hay ningún obstáculo que pueda evitar un acuerdo; por lo tanto, no entendemos que en los próximos días, entre la diada de Sant Jordi y el 1 de mayo, este acuerdo con Junts no se materialice”, explicaba. Esquerra ha expuesto algunos de los elementos clave del acuerdo que logró cerrar con la CUP para abordar problemas de hondo calado como “la vivienda, el rescate social, territorio y sostenibilidad”, según anunciaba Laura Vilagrà, que forma parte del equipo negociador.

Agenda independentista

La apuesta de los republicanos de anteponer la emergencia de la situación actual a la agenda independentista choca con los intereses de los conservadores: “Se está trabajando en ámbitos como los de llegar a un acuerdo programático, un diseño institucional y en desarrollar una estrategia conjunta del mundo del independentismo en Cataluña, en Madrid, en Europa y en el ámbito internacional”, ha declarado la diputada de JuntsxCat Elsa Artadi.

Desde la Izquierda

Mientras que la formación liderada desde el exilio por Carles Puigdemont mira hacia la causa nacional, los diputados y diputadas de ERC defienden que la demanda social en estos momentos tiene otras prioridades: “Instamos a JuntsxCat a asumir la responsabilidad. El país no puede esperar más y la paciencia de la gente ha llegado al límite”, manifestaba Sergi Sabrià. Y de forma más clara la también diputada de ERC Laura Vilagrà defendía que desde Esquerra pretenden enfrentar la situación actual “desde la izquierda y no con medidas de austeridad y precariedad”.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. DE HABER UN 52% REAL , CATALUÑA ESTARIA LLENA DE MANIFESTACIONES Y CELEBRACIONES AMÉN DE RECONOCIMIENTOS INTERNACIONALES. YO NO HE VISTO NI OIDO NADO NI EN RIPOOL O CAMPRODON EN S. SANTA.HABÍA LAZON PUESTOS POR EL AYUNTAMIENTO YA QUE MANDAN LOS SEPARATISTAS.

  2. El separatismo ha perdido el 30% (casi 1 de cada 3) de los votos que obtuvo en 2017: de 2.079.000 a 1.456.000, més de 623.000 catalans han dit adéu al prusés, la secesión ya no les ilusiona, no ven necesario movilizarse.Y JORDI C. (OMNIUM) Y PUIGDEMONT DICEN :» VICTORIA HISTORICA.»NO COMMENTS!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre