Mañueco y Maíllo, cuando lo eran todo.

La formación ecológica Equo se ha personado hoy en la causa judicial como acusación popular contra el aspirante del PP a presidir Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, por el proceso abierto por el juez por presuntos delitos de estafa en proceso electoral, falsificación y financiación ilegal.    

Las supuestas ilegalidades que se investigan tuvieron lugar durante el proceso de Primarias del PP en Castilla y León, cuando Mañueco aspiraba a presidir el partido para poder ser el candidato a la Junta de Castilla y León. Entonces, según la denuncia que ha sido admitida a trámite por el juez, dos de sus personas de confianza, el actual alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, y su teniente de alcalde, Fernando Rodríguez, solicitaron 500 euros a concejales y diputados provinciales, y 300 a asesores para financiar las deudas de los militantes del PP de Salamanca que no estaban al día en las cuotas del partido, requisito imprescindible para poder votar en esas Primarias.

El portavoz de Equo en Salamanca, Ángel Gamazo, ha explicado a diario16.com que “la denuncia presentada contra el señor Fernández Mañueco evidencia la existencia de actitudes caciquiles y antidemocráticas muy graves”.

Gamazo insiste en que “Equo considera que si prescindimos de la ética, la política se convierte en un basurero”.

Mañueco, a juicio del portavoz de Equo en Salamanca, carece de legitimidad “porque no duda en hacer trampa a sus propios compañeros de partido”.

Se pregunta Gamazo que “qué podemos esperar, si se comporta así con sus propios compañeros de partido, del resto de ciudadanos de Castilla y León –a los que Mañueco aspira a presidir- con un líder con tal carencia de principios éticos”.

Equo, además a través de sus asesores legales, manifiestan que quieren conocer si lo que dice la denuncia es verdad “y reivindicar la dignidad de los cientos de militantes del PP, muchos de ellos del mundo rural, que con el único fin de que lleguen a sus pueblos el maná de las subvenciones de la Diputación, o de lograr un puesto de trabajo para sus hijos o nietos en las “empresas amigas” para que los suyos no tengan que emigrar de Salamanca, se dejan chantajear por esos dirigentes indeseables que van a lo suyo”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − diez =