martes, 7diciembre, 2021
7.5 C
Seville

Enrique Dans: «Los antivacunas, como lacra social insolidaria que son, no deben tener derechos»

El Biólogo expone en dos artículos publicados ayer su opinión contra los derechos de las personas no vacunadas

- Publicidad -

análisis

El desconcertante y peligroso juego de Pedro Sánchez con la Constitución

Ayer se celebró la conmemoración del 43 aniversario de la Constitución española y los mensajes desde todos los ámbitos políticos fueron una constante. Nada...

El ser humano enloquece en una indigestión de tecnología

Hemos entrado en una fase de la historia en la que cualquier cosa es posible. La plaga mundial de coronavirus que fue capaz de...

El día que los padres políticos del PP torpedearon la Constitución

“La Constitución es la solución, no el problema. El mejor homenaje hacia el pasado es que tomemos las riendas del presente y nos hagamos...

Una burda comparsa de ruido y furia

El periodista Alfonso Rojo, director de “El periodista digital”, es uno de los más fieros voceros de la caverna mediática de la derecha, y...
- Publicidad -
- Publicidad-

Enrique Dans es doctor en gestión de procesos de negocio y Licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Santiago de Compostela. Colabora con diferentes medios de comunicación (El País, El Mundo, Expansión, Cinco Días o Vozpopuli) en asuntos relacionados con Internet, innovación y nuevas tecnologías. Autor de dos libros, publica frecuentemente artículos también en su página personal.

En el día de ayer publicó un artículo titulado «Los derechos de los antivacunas», para Invertia, una sección del diario El Español, donde comienza señalando que «es, sin duda, uno de los mayores errores que estamos cometiendo como sociedad: reconocer unos supuestos derechos inalienables a quienes se niegan a acatar lo que la sociedad ha consensuado como deberes». Según él explica, en este artículo «básicamente viene a argumentar que los antivacunas, como lacra social insolidaria que son, no deben tener derechos«.

«Asquerosa insolidaridad»

Precisamente en su página amplía el contenido de este artículo publicado, y lo desarrolla en los siguientes términos: «los antivacunas pretenden que esperemos al largo plazo para garantizar la ausencia de efectos secundarios, y es más, que los probemos otros, no ellos. Eso, simplemente, se llama insolidaridad. Es más: se llama asquerosa insolidaridad, y merece el repudio social más amplio y generalizado.» Según Dans, «Con sus principios, nos habríamos quedado en la Edad Media, porque, por pura lógica, los efectos secundarios a largo plazo de algo nunca pueden probarse más que esperando mucho tiempo, tiempo en el que la pandemia habría acabado con media humanidad.»

No se puede «molestar» pidiendo certificados de vacunación

Y va más allá: «Los supuestos derechos de los antivacunas están, en realidad, cogidos con papel de fumar, y lo mejor que puede hacer una sociedad que aspire a reaccionar ante un desafío como el que supone una pandemia es ignorarlos.» Continúa señalando que: «Como resulta que no se puede «molestar» a un antivacunas pidiéndole el certificado de vacunación, ahora resulta que hay que cerrar los bares o que confinar a toda la población, dando lugar a un daño económico irreversible.»

Vacuna obligatoria y manifestaciones contra los no vacunados

Su análisis termina concluyendo que «La vacunación tiene que ser tan obligatoria como lo fue en su momento la de la viruela, por mucho que algunos pretendan manifestarse en contra, porque la realidad es que deberíamos ser nosotros, los vacunados, los que nos manifestásemos contra ellos y reclamásemos nuestro lógico derecho a continuar con nuestra vida sin restricciones impuestas por su culpa.»

Consideración desde el Derecho

En Diario16 hemos sometido a análisis por varios juristas este texto del Sr. Dans. Consideran que nos podríamos estar encontrando ante un «posible delito de odio, en el que se aseguran cuestiones sin fundamento que podrían hacernos pensar que existe un dolo, una intención, en manejar información con el ánimo de promover odio contra personas que están amparadas por Derechos Fundamentales». Alertan estos juristas consultados del «peligro de este tipo de afirmaciones, que pueden suponer un caldo de cultivo muy negativo, por la desinformación que contienen, además de la potencial peligrosidad si la gente comienza a actuar contra quienes tienen derecho a tomar las decisiones que están tomando».

«Reflexiones como esta rozan el límite de la libertad de expresión, puesto que estarían presentando información sin ningún tipo de respaldo científico, sustentando argumentos que tienen claros fines de discriminación, de rechazo, y en definitiva de potenciar desconfianza, en un momento en el que la propia OMS está poniendo el foco sobre la relajación de las personas vacunadas como uno de los factores desencadenantes de los contagios. Esto significa, sencillamente, que aquí todos tenemos que actuar con responsabilidad, tanto las personas vacunadas como las que en ejercicio de sus derechos más fundamentales, decidan no hacerlo. No puede criminalizarse absolutamente a nadie por el hecho de ejercer sus derechos.»

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

8 Comentarios

  1. La FDA observa ya una propensión un 24% mayor a morir por cualquier causa entre los inoculados:

    https://www.israelnationalnews.com/News/News.aspx/317091

    Por eso se quieren cargar el llamado «grupo control»: para que, estando todos inoculados, no haya forma de observar estadísticamente que estos fármacos experimentales coinciden con un incremento de la mortandad.

    Del nazi éste, mejor ni hablar.

  2. Ah, aunque no faltaría el capullo que dijera: «pero normal que haya más muertos por cualquier causa entre los inoculados que entre los no inoculados, al ser estos últimos minoría», recordemos que la FDA es un organismo estadounidense, dándose el caso de que en los EEUU el porcentaje de no inoculados es muy superior al de los países europeos del bloque occidental.

  3. Lo que llama la atención es que ninguno de estos opinadores que pretenden coaccionar y cercenar derechos fundamentales, firmen entre todos un documento en el que se hagan ellos responsables de los posibles efectos secundarios producidos por estos pinchazos de ARN. La industria farmacéutica no se hace responsable, los médicos tampoco, los políticos menos. Si este tipo de personas están tan seguras de sus razonamientos, deben de firmar un documento bajo notario y hacerlo público, en el que asuman ellos los daños que puedan producir sus ansiadas vacunas obligatorias para todos. Cuando asuman esto, se podrá decir que están convencidos de lo que dicen y son consecuentes con sus propositos dictatoriales para los demás. Como decía una grandísima profesora que tuve: «los peores son los que son más papistas que el papa».

  4. Llama la atención que aunque nadie se quiera hacer responsable de las inyecciones de ARN, haya este tipo de opinadores que lancen su odio contra quienes ejercen su libre derecho. Ya que las farmacéuticas no se hacen responsables, los médicos tampoco y los políticos menos, lo correcto, para poder sustentar este tipo de opiniones con fundamento y más coherencia, sería que todos estos opinadores acudan a un notario y mediante un documento al que se puedan adherir luego más personas que opinen así, manifiesten su voluntad de hacerse totalmente responsables de los posibles efectos adversos y daños producidos por estos pinchazos de ARN. Sería la postura coherente y correcta ¿Pretendes hacer obligatorio un tratamiento médico no deseado, lo cual está prohibido y viola el código Nuremberg entre otros? Que menos que asumir la responsabilidad de los posibles daños producidos por ello, ya que las farmacéuticas no lo hacen, ahí estas tú, opinador que quiere obligar a los demás, para sostener la opinión con la responsabilidad y el ejemplo.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Los bancos utilizan la palabra «sostenible» para blanquear la financiación de proyectos altamente contaminantes

La imagen es uno de los puntos fundamentales que necsitan lavar los bancos de todo el mundo. A consecuencia de la celebración de la...

Tormenta perfecta para un giro a la izquierda en Colombia

Que la Colombia de Iván Duque es un absoluto desastre en todos los sentidos no es un secreto para nadie, ni siquiera para los...
00:02:16

La DGT insta a adelantar el regreso del puente ante las nevadas del miércoles en el norte

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha lanzado un aviso de alerta a los ciudadanos y ciudadanas que se encuentren de vacaciones n la...

El desconcertante y peligroso juego de Pedro Sánchez con la Constitución

Ayer se celebró la conmemoración del 43 aniversario de la Constitución española y los mensajes desde todos los ámbitos políticos fueron una constante. Nada...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Los bancos utilizan la palabra «sostenible» para blanquear la financiación de proyectos altamente contaminantes

La imagen es uno de los puntos fundamentales que necsitan lavar los bancos de todo el mundo. A consecuencia de la celebración de la...

Tormenta perfecta para un giro a la izquierda en Colombia

Que la Colombia de Iván Duque es un absoluto desastre en todos los sentidos no es un secreto para nadie, ni siquiera para los...
00:02:16

La DGT insta a adelantar el regreso del puente ante las nevadas del miércoles en el norte

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha lanzado un aviso de alerta a los ciudadanos y ciudadanas que se encuentren de vacaciones n la...

El desconcertante y peligroso juego de Pedro Sánchez con la Constitución

Ayer se celebró la conmemoración del 43 aniversario de la Constitución española y los mensajes desde todos los ámbitos políticos fueron una constante. Nada...