El aterrizaje hace unas semanas en Valencia del diputado Toni Cantó como candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Generalitat Valenciana ha llenado de ruido y crispación las redes sociales con declaraciones constantes dirigidas a la provocación e intimidación del gobierno autonómico. Redes como Twitter recogen casi a diario mensajes de Cantó cuestionando las instituciones valencianas, la cultura, la identidad lingüística y los medios de comunicación públicos.  El presidente de Les Corts Valencianes, Enric Morera, de Compromís, es una de las dianas de ataque de Cantó. Tanto el candidato de Ciudadanos, como su partido en la Comunitat Valenciana, han pedido oficialmente la reprobación del presidente del Parlamento autonómico por diversas declaraciones subidas de tono en Twitter. El diputado Cantó está dirigiendo su estrategia a señalar similitudes del independentismo catalán con las políticas autonómicas valencianas, llegando, incluso a denominar PSC al Partido Socialista valenciano (PSPV) y acusar a la coalición Compromís de querer “adoctrinar en las escuelas valencianas”. La provocación es constante y tanto representantes instituciones de Compromís como del PSPV han salido rechazando la actitud del candidato de Ciudadanos.

Toni Cantó ha protagonizado esta semana una cascada de ataques directos y acusaciones al gobierno valenciano sobre la televisión pública À Punt, contra el modelo de enseñanza bilingüe, además de resucitar los fantasmas anticatalanistas de la ultraderecha valenciana que prendieron mecha en los tiempos de la transición. Enric Morera criticó en la red social la virulencia de Cantó, calificando de “fake news” las informaciones que utiliza para sus acusaciones que sitúan a Morera como un “defensor de los golpistas” “presos políticos”. Morera indicaba que Cantó podría incurrir en un delito de odio por el grado de violencia verbal de sus comentarios.

El pasado jueves el grupo parlamentario de Ciudadanos presentaba una proposición no de ley solicitando la reprobación del presidente del parlamento, Enric Morera, “por vulnerar el derecho a la libertad de expresión de quienes piensan diferente”.

El presidente de las Cortes Valencianas ha emitido un comunicado desmintiendo la imputación de delito de odio contra el diputado de C’s. Enric Morera indica que “las declaraciones reiteradas y repetitivas contra los profesionales de la enseñanza valenciana, contra asociaciones culturales y cívicas o contra los profesionales de los medios de comunicación públicos, a quienes el diputado Cantó ha acusado abierta y públicamente de manipular, de adoctrinar y de malversar, son, en virtud de lo que dispone el Código Penal, una provocación y una incitación que pueden ser constitutivos de un delito de odio».

Enric Morera señala en su comunicado su tota disponibilidad y solicita la tramitación urgente de esta petición de Ciudadanos, “y que vaya al próximo pleno para poder intervenir, tomar la palabra y defenderme de unas acusaciones falsas que solo obedecen a intereses partidistas de aquellos que pactan y hacen negocio político con la extrema derecha, esa extrema derecha que se sale del marco de convivencia constitucional y ataca la diversidad cultural y lingüística que defiende la Constitución, el modelo autonómico, los derechos de las mujeres y la diversidad sexual y afectiva de las personas”.

El presidente de las Cortes Valencianas señala en este comunicado que su intervención ante el Parlamento es urgente porque no puede permitirse “la indefensión de miles y miles de personas que día a día se dejan la piel por una escuela pública y de calidad y que ni son manipuladores ni adoctrinadores y que ahora son situados en una diana por el diputado Cantó. Lo haré por unas personas y los colectivos que defienden la dignidad y la normalidad de nuestra lengua, de nuestra cultura y de nuestra identidad. Por aquellas y aquellos que cruzan en unos servicios públicos de calidad. Por los profesionales de nuestra radiotelevisión pública valenciana, que han recuperado una importante herramienta para la comunicación y para la vertebración del territorio y que lo hacen desde la más absoluta independencia y pluralidad. Lo haré por aquellas personas que creen en la democracia y en la palabra como única vía para la resolución de los conflictos en nuestra sociedad. Responderemos con mucha claridad y tranquilidad a aquellos que hacen de la mentira, del odio a todo aquello que sea valenciano y de quienes posan dianas a las personas honradas que trabajan por el progreso de nuestra tierra, porque no merecen ser atacadas de esta forma tan injusta y tan moralmente baja.”

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre