El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha iniciado la presentación de denuncias ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social tras constatar la existencia de oficinas privadas de farmacia en la Comunidad de Madrid que no cumplen las medidas necesarias para garantizar la seguridad y salud de los ciudadanos y sus trabajadores a la hora de realizar test de antígenos de detección del Covid-19.

Como ya anunció una vez que el Gobierno presidido por Isabel Diaz Ayuso autorizó la realización de test de detección del Covid-19 en las oficinas privadas de farmacia, SATSE está realizando una labor de seguimiento de la realización de este tipo de pruebas para denunciar a todas aquellas en las que constate que se están vulnerando distintas normativas en materia de seguridad y salud laboral.

La primera de las denuncias presentadas ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, y sobre la que también se ha informado a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, se centra en la realización de estos test en una oficina de farmacia ubicada en la localidad madrileña de Coslada. A Trabajo se le pide también que haga la preceptiva visita inspectora para comprobar los extremos denunciados.

En concreto, en la denuncia presentada por SATSE se concluye que en la mencionada oficina de farmacia no se han dispuesto circuitos diferenciados de entrada y salida de usuarios ni se respeta la distancia de seguridad entre la zona donde se realizan las pruebas diagnósticas y aquella donde se dispensa o vende cualquier tipo de producto de farmacia y parafarmacia.

Según el Sindicato, tampoco se observa qué protocolo existe o va a llevar a cabo la farmacia privada, tanto para la desinfección de la zona donde se realizan los test de antígenos como de la zona en la que transitan el resto de los usuarios, ni hay una garantía de seguridad y protección del trabajador ni de los ciudadanos a la exposición de los agentes biológicos.

Asimismo, la denuncia apunta a una exposición continua de todos los productos de farmacia y parafarmacia a los aerosoles que expulsan las personas que van a realizarse la prueba diagnóstica de los test de antígenos del Covid-19, así como que el espacio es inadecuado y sin ventilación natural y que no hay carteles indicativos de riesgos.

SATSE presentará en los próximos días nuevas denuncias relativas a este tipo de actuaciones por parte de algunos empresarios farmacéuticos que no cumplen con la normativa existente, como la Ley de Prevención de Riesgos Laborales o el Real Decreto sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud, además de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Algo que ya denunció de manera reiterada que podría suceder antes del visto bueno del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

La organización sindical ha mostrado siempre su rechazo a la realización de este tipo de test en las farmacias ya que podía suponer un claro riesgo de contagio de la enfermedad al no reunir las condiciones adecuadas de seguridad para garantizar la protección de los ciudadanos a los que se pudiera realizar este tipo de pruebas, así como la del resto de clientes que acuden para adquirir un fármaco o cualquier otro producto de los que se encuentran a la venta (geles, cremas, champús, dentífricos…) e, incluso, la de los trabajadores de la farmacia.  

Por último, SATSE recuerda que el rechazo a la realización de este tipo de pruebas en las oficinas privadas de farmacia ha sido defendido por la práctica totalidad de organizaciones profesionales y sociedades científicas de Enfermería y Medicina de nuestro país y así lo han compartido el conjunto de gobiernos de las comunidades autónomas con la única excepción del de Madrid que ha primado y favorecido los intereses de la empresa privada en lugar de preservar el bien general de proteger la salud y seguridad de las personas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre