Foto Satse Madrid

Muchas enfermeras y enfermeros denuncian que para poder aparcar en la zona del hospital tienen que llegar dos horas antes a trabajar. Por responsabilidad muchas de las trabajadoras y trabajadores sanitarios procuran no desplazarse en transporte público. Son vectores de contagio e intentar evitar los espacios públicos y más si son cerrados.

Luis, enfermero del Hospital de La Paz, acude a diario a las 6 de la mañana, aunque su horario de entrada son las 8. Espera más de una hora (y en ocasiones hasta hora y media) para poder estacionar en el parking del Hospital ya que si no lo hace así llegará tarde a su puesto y obligará a la compañera a la que releva a salir también más tarde de lo que debiera.

El ejemplo de Luis no es único. Es el día a día de miles de profesionales sanitarios que se están viendo obligados, por responsabilidad, a disponer de sus vehículos particulares para ir a trabajar a los hospitales madrileños.

Muchos, explican desde SATSE Madrid, “no quieren utilizar, como lo venían haciendo con anterioridad y de forma habitual, el transporte público ya que pueden ser vectores de contagio de la Covid y más en autobuses, metros o trenes donde la afluencia de público es elevada y no siempre es posible mantener la distancia de seguridad. De ahí que recurran a los vehículos particulares para desplazarse a sus puestos de trabajo”.

La Paz, el Clínico, Getafe, Gómez Ulla o Ramón y Cajal son algunos de los centros hospitalarios donde aparcar es cada vez más difícil y para hacerlo los profesionales sanitarios han de acudir cada vez antes. “En muchos de ellos, las plazas reservadas a los profesionales sanitarios son escasas o los accesos no están optimizados para asumir los vehículos que quieren acceder al parking en las horas de entrada por lo que las esperas se demoran, en ocasiones, más de hora u hora y media”.

SATSE Madrid, ante la reducción de visitas que hay en los hospitales del Sermas, plantea la necesidad de aumentar las plazas reservadas a los trabajadores de los distintos centros hospitalarios y en aquellos casos que no sea posible permitir que puedan aparcar en las zonas SER de estacionamiento reservado, como si fueran residentes en estas zonas de la capital.

H. La Paz. Son numerosos los profesionales del centro que acuden con dos horas de antelación para poder asegurarse un espacio en el parking. En el turno de tarde ya hay vehículos esperando a las 13 horas, a pesar de que la hora de entrada es, generalmente, las 15.00 horas. El parking del hospital ofrece la posibilidad de alquilar aparcamiento, pero en la actualidad hay más de 200 profesionales en la lista de espera.

H. Clínico. Los delegados de SATSE Madrid en este centro hospitalario indican que para estacionar sin problemas hay que hacerlo a las 6:00 de la mañana o antes. Los del turno de tarde acuden a las 13:30 horas para poder hacerlo con garantías y no llegar tarde a su puesto de trabajo.

H. Getafe. No dispone de aparcamiento para profesionales a pesar de encontrarse el hospital en una zona de difícil acceso.

H. Gómez Ulla. Hasta que se montó el Hospital de Campaña, que no puede abrirse por falta de enfermeras o enfermeros, aparcar no era complicado. Se ha eliminado la mitad de las zonas de aparcamiento por lo que ya hay serios problemas para hacerlo.

H. Ramón y Cajal. La espera para acceder al parking del centro es, de al menos, una hora ya que el espacio reservado para los profesionales sanitarios es escaso. Hace tiempo se eliminó toda una planta reservada al personal para que la gestionase la empresa privada que se encarga de dicho parking.

H. 12 de Octubre. El principal problema se produce en las horas punta de entrada del personal.

H. Infanta Sofía. Las plazas disponibles son claramente insuficientes por lo que cuesta, bastante, aparcar, explican las responsables de la Sección Sindical de SATSE en el hospital. Ya existían problemas antes de la pandemia que se han incrementado sustancialmente en los últimos meses.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre