Un nuevo tipo de virus de la gripe, con potencial de pandemia, ha sido identificado en China por un equipo científico, según ha publicado la BBC.

Los investigadores están preocupados por la posibilidad de que el virus pueda mutar y propagarse facilmente entre las personas, lo que podría conllevar una nueva pandemia.

Apuntan a que este virus cumpliría con todos los requisitos para infectar a los humanos, y por esta razón, necesitan controlarlo de una manera muy exhaustiva.

Al tratarse de un nuevo virus, las personas podrían tener poca o ninguna inmunidad.

Amenaza de pandemia

Una nueva cepa de gripe está entre las principales amenazas infecciosas que los expertos están investigando en estos momentos.

Según señalan en la BBC, la última pandemia provocada por el virus de la gripe se produjo en 2009, en México. Sin embargo fue menos letal de lo esperado, debido a la inmunidad que mucha gente mayor tenía, posiblemente debido a su similitud con otros virus de la gripe que habían circulado ya en años anteriores.

El nuevo hallazgo se encuentra en los cerdos chinos: se infectan cada vez con más frecuencia con una cepa de gripe que tiene el potencial de saltar a los humanos. El investigador Rober Webster ha señalado que no se sabe con certeza si esto llegará a suceder, pero precisamente por la peligrosidad si ocurriera, es necesario prestar atención.

Cuando múltiples cepas de virus de la gripe infectan a un mismo cerdo, pueden intercambiar genes facllmente, lo que se llama “reordenamiento”. En el estudio que acaba de publicarse enfoncan a una variante del virus denominada G4. Este virus es una combinación única de tres linajes: uno similar a las cepas encontradas en aves europeas y asiáticas, la cepa A/H1N1pdm09 que ocasionó la gripe de 2009, y una H1N1 norteamericana que tiene genes de los virus de la gripe aviar, humana y porcina.

Esta variante G4 parece ser especialmente preocupante porque su núcleo es un virus de gripe aviar, frente al que los humanos no tienen inmunidad y estaría mezclado con fragmentos de cepas de mamíferos, según ha señalado Edward Holmes, biólogo evolutivo de la Universidad de Sydney.

Además de intensificar la vigilancia, los expertos apuntan a la necesidad de desarrollar una vacuna, tanto para cerdos como para humanos ante el G4.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre