“Zaplana queda en libertad tras haberse recuperado una mordida de seis millones de euros”. “La Justicia abre cuatro causas diferentes por corrupción a Francisco Camps en ocho meses”. “El expresidente de la Generalitat José Luis Olivas también cobró de los Cotino un ‘soborno’ por el plan Eólico”. “Eduardo Zaplana, el señor que era un truhan”. “La juez sitúa a Eduardo Zaplana en el centro de una trama que cobró 10,5 millones de euros en sobornos”. “Ricardo Costa detalla cobros de más comisiones ilegales e implica a Camps en la ‘caja b” del PP”.

“Yates, pisos y coches, el resultado del blanqueo urdido por Eduardo Zaplana”. “El ‘Bigotes’ declara a la juez que Francisco Camps también abrió la puerta a ‘Gurtel’ en la Fórmula 1”. “Ricardo Costa, Francisco Correa y Álvaro Pérez, condenados por la trama valenciana de Gurtel”. “El reparto del botín de los 86 millones de Erial: 10,5 para la red de Zaplana, 11,3 para Juan Cotino y 480.000 euros para Olivas”. “El testaferro de Eduardo Zaplana e Ignacio González movió 156 millones en Andorra”. “Juan Cotino participó como jefe de la Policía en el presunto amaño del plan eólico del Consell de Eduardo Zaplana”. “Costa ratifica ante el juez que Camps ordenó contratar con empresas de la trama Gurtel”. “El ‘Bigotes’ vuelve a señalar a González Pons: ‘tenía mando en plaza’ en la Gurtel”. “La jueza bloquea a Zaplana y los Cotino dinero y 69 propiedades valoradas en 16 millones”. “El ‘número dos’ de Camps apunta a Génova por la caja B”. “Ricardo Costa tira la manta contra el PP ante la Fiscalía Anticorrupción”.

“El PP valenciano ya supera los 100 imputados por corrupción”. “Tres presidentes imputados, dos ex-presidentes de las Corts, once consellers imputados, tres expresidentes de Diputación y tres exalcaldes…el legado de la corrupción del PP valenciano”.

Todas estas frases son titulares publicados por diversos medios, medios que van desde el ABC al Diario.es, pasando por El Mundo, La Vanguardia, El País, Público, etc. Son el retrato perfecto de una época, de un partido político y de una forma de hacer las cosas en la Comunidad Valenciana; un retrato que nos abochorna a los valencianos, y que ha dañado de forma brutal la imagen que se tenía de nosotros en el resto de España y en el Mundo. Por eso, la pregunta es muy sencilla: ¿En serio no nos importa esto? Hace poco más de tres años los valencianos decidimos pasar página, olvidar esta época y empezar a construir una nueva imagen ante nosotros mismos y los demás. Por ello, no valen excusas.

Sin duda, no puede decirse que el gobierno de Ximo Puig y Mónica Oltra haya hecho grandes cosas. Pero al menos, el gobierno del Pacte del Botànic ha servido para empezar a limpiar y cambiar la imagen ante nosotros y los demás de la Comunidad Valenciana y de los valencianos. Por esa simple y llana razón, que en las próximas elecciones se produjese un regreso al pasado diría bien poco de nosotros, los valencianos. Y que nadie lo dude, votar a Ciudadanos o Vox no implica otra cosa que la vuelta del PP a la dirección de la Generalitat. ¿En serio queremos eso? ¿En serio queremos que vuelvan?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − cinco =