La publicación por parte del INE de la Encuesta sobre Equipamiento y uso de las TIC en los hogares evidencia los déficits digitales que tiene nuestro país, sobre todo en la España vaciada. Todavía en pleno 2019 hay tres millones de españoles y millón y medio de viviendas que no disponen de Internet. Se trata del más del 8% de ciudadanía.

Casi 12 millones de ciudadanos (el 33,5% de la población), no es capaz de manejarse en entornos digitales tan comunes como las redes sociales, software de uso laboral y no digamos ya la administración central o los bancos

El problema no son las infraestructuras, sino el uso y aprovechamiento de las tecnologías

Lo más preocupante no es el acceso a la tecnología, sino el uso y aprovechamiento de la misma. El INE confirma que 700.000 españoles no poseen ninguna habilidad digital y que otros 11 millones solo acredita habilidades digitales bajas.

Si a esto se le suma que otro 21% (7,6 millones de personas) solo acredita habilidades digitales básicas, con estos datos sobre la mesa se concluye que más de la mitad de los españoles y españolas no posee más que habilidades digitales básicas, Esto supone una tragedia para la economía de nuestro país, para el desarrollo social y para el futuro laboral de las personas trabajadoras.

Brecha de género = brecha digital

Las mujeres son las peor paradas en esta encuesta, ya que presentan un menor aprovechamiento y uso de las herramientas informáticas, siendo especialmente relevante en tareas de mayor complejidad, y que necesitan, por tanto, de más conocimientos, como pueden ser en aspectos relacionados con la configuración de aplicaciones, la programación o la instalación de periféricos. Esto está, íntimamente, relacionado con las habilidades adquiridas por medios educativos convencionales o individuales

Muchos pueblos de la España vaciada tienen problemas de conexión a internet. No llega el ADSL por cable. Y lo que salva a algunos negocios es el sistema de radio-internet. Pero este sistema es más caro y en algunos pueblos y para algunos negocios no resulta rentable. Muchos de los jóvenes que se han marchado de zonas de Guadalajara, Soria, Aragón, Castilla y León, etc., lo hacen por la falta de servicios.

No solo falla la conexión básica a la red, también se encuentran desconectados de los bancos. Las personas mayores de estas zonas son más vulnerables. ¿Cómo acceden a su cuenta bancaria, al acceso a efectivo, al pago de recibos o la red publica @Clave.es? En un mundo cada vez más digitalizado, estas personas están olvidadas por los partidos. El Gobierno en funciones socialista, ha prometido un plan para llevar la red al último rincón de la España Vaciada.

La situación laboral es determinante

La situación laboral sigue siendo determinante a la hora de evaluar el alcance de la Brecha Digital: el uso de Internet en una persona ocupada es 11 puntos mayor que en una persona desempleada, y casi el doble que si se trata de un pensionista.

Las capacidades digitales se convierten en un elemento esencial para conformar la empleabilidad de una persona trabajadora.

Las razones que están detrás de esta amplia Brecha Digital siguen siendo las mismas desde 2005. Como en los últimos 15 años, no se trata de un problema de falta de infraestructuras, sino de educación digital. Y al igual que ocurría en 2005, la falta de conocimientos o interés es la principal barrera para el acceso a Internet y la segunda barrera para acceder a Internet son los costes asociados (ordenador, tarifa de conexión). Así lo afirman el 75% de los desconectados en el primer caso y el 28% en el segundo. De nuevo, la falta de políticas específicas para paliar esta desigualdad digital están detrás del retraso que vive nuestro país.

Desde UGT denuncian que la ‘Brecha Digital’ en España “sigue manteniendo un tamaño y un alcance inconcebible para una economía desarrollada, lejos de lo esperable para una de las principales economías de Europa (según el ranking digital europeo de 2019, el DESI por sus siglas en inglés, España ocupa la posición 11 de los 28 Estados Miembros; la misma que en 2018)”.

Plan Nacional de Inclusión Tecnológica

UGT reitera “la necesidad de poner en marcha, con carácter de urgencia, un Plan Nacional de Inclusión Tecnológica asociado a un gran Pacto de Estado, como único camino para cerrar la brecha digital que sufre nuestro país”, ha señalado.

Para acabar cuanto antes con estas desigualdades digitales, desde el sindicato proponen una serie de medidas que deberían incluir este Plan, como son:

El establecimiento de un ente público que coordine la transversalidad de las TIC. También piden la creación de un Observatorio de la Brecha Digital.

Se deberían instaurar planes de formación presenciales dirigidos los colectivos más vulnerables y donde se dan mayores brechas digitales. Así como la implantación masiva de cursos de formación de capacitación TIC para personas en situación de desempleo y establecimiento del Derecho a la Formación Continua Profesional en la jornada laboral.

Una asignatura relacionada con la adquisición de habilidades digitales deberían estar en todos los planes educativos, demanda el sindicato.

Tarifas sociales de acceso a Internet

Es urgente para UGT la puesta en marcha de tarifas sociales de acceso a Internet para colectivos en situación de vulnerabilidad digital, con las siguientes características:

Conexión a Internet de 30 o más Mbps.  Tarifa mensual de 20€.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. A mi esto no me parece un problema.. si mañana internet dejase globalmente de funcionar, a mi me traeria sin cuidado. Yo lo utilizo, pero dejar de utilizarlo para mi no supondria una perdida. En fin.. es una idea..

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre